Gobierno de Evo descalifica informe de Transparencia sobre corrupción en Bolivia

El oficialismo descalifica el informe de Transparencia Internacional sobre Corrupción 2011 que ubica a Bolivia ocho puestos más abajo que el pasado año.

El Gobierno descalifica el informe de Transparencia

Sobre el índice de percepción de corrupción, según el cual Bolivia empeoró el último año.



image

La ministra Nardi Suxo, en una conferencia de prensa, ayer. – Abi Agencia

Los órganos Ejecutivo y Legislativo, además del Gobernador de Cochabamba, descalificaron ayer el informe de Transparencia Internacional sobre el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2011 –presentado el jueves en Berlín–, que ubica a Bolivia en el puesto 118 de 183 países estudiados, ocho puestos más abajo que el pasado año.

La ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo, dijo que se trata de un estudio que “carece de credibilidad y de seriedad” porque se basa en la opinión de siete personas –entre analistas y economistas– que no refleja la percepción que tienen los 10 millones de habitantes del país sobre el problema de la corrupción.

Además, agregó, es un informe (el de Transparencia Internacional) “mentiroso porque no coincide con la verdad ni recoge los esfuerzos y logros alcanzados en los últimos años en el país en la lucha contra la corrupción”.

Por estas razones, sostuvo que son tres años que rechazan y objetan los informes que anualmente presenta la organización alemana.

Según el informe de Transparencia Internacional (TI) presentado el jueves pasado en Berlín, sobre la percepción de la corrupción en el mundo el 2011, los resultados para Bolivia no son los mejores, pues empeoró con relación al pasado año, bajando ocho ubicaciones, de la 110 a la 118, con un puntaje de 2,8. No obstante, está mejor con relación a otros países latinoamericanos (tal los casos de Venezuela (172) y Paraguay (154) que son los peores ubicados de la región), entre los 183 países estudiados.

En 2009 Bolivia se había ubicado en el lugar 120, dos puestos más abajo que este año, mientras que en 2008 había logrado fijarse en el puesto 102, el mejor del último quinquenio, pues en 2007 estaba en el lugar 105.

El gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, y el presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, al igual que la ministra Suxo, rechazaron el informe y descalificaron el estudio que realiza TI porque, manifestaron, no refleja los esfuerzos que realiza este Gobierno para erradicar la corrupción en el país, lo que no hicieron anteriores gobiernos.

“En algunos niveles bajos de la administración se dan casos de corrupción, existe corrupción a veces de bagatela, podría decirse, en un trámite sencillo por el que un mal funcionario pide 20, 30 bolivianos, eso existe, es un tema difícil de tratar, pero se están generando políticas. No podemos cerrar los ojos ante esta corrupción que se mueve en esos niveles”, reconoció Arce.

Agregó que esa gran corrupción que se daba en el pasado, por ejemplo con la capitalización, quedó en el pasado y los que están siendo descubiertos por esos hechos están siendo encarcelados.

En criterio de la ex delegada Presidencial de Lucha Contra la Corrupción, Lupe Cajías, el informe de Transparencia Internacional no establece si el país es más o menos corrupto, sino cuál es la percepción que tiene la población sobre este problema, en base a las señales que se dan.

ANTICORRUPCIÓN

La ministra de Transparencia y lucha Contra la Corrupción, Nardi Suxo, como prueba de que la corrupción está siendo atacada en el país, aseguró que desde el funcionamiento del Ministerio a su cargo existe un total de 52 sentencias condenatorias, 41 personas privadas de libertad y 26 detenidas preventivamente.

"Hemos recuperado para el Estado más de 95 millones de dólares (…), 532 bienes inmuebles anotados preventivamente, 81 vehículos y dos empresas anotadas preventivamente para que puedan luego ser parte de una sentencia de recuperación de bienes", sostuvo Suxo, quien acotó que se tiene, además, dos bienes inmuebles y 91 vehículos incautados.

La Ministra se preguntó cómo es que se puede calificar a Bolivia como un país corrupto, cuando antes del 2006 no existía una política de lucha contra la corrupción en el país.

Los Tiempos – 3/12/2011