Golpe a la pornografía infantil en 22 países

Fueron arrestados simultáneamente en 22 países europeos gracias a la operacón Icarus. Se los acusa de compartir videos de las «formas más extremas» de ultrajar a menores. Identifican a otros 269 sospechosos

Una de las mayores operaciones internacionales contra la pornografía infantil en Internet contó con la participación de los cuerpos de policía de 26 países europeos e identificó a 269 sospechosos, además de los 112 detenidos.

Europol señaló, a través de un comunicado, que el material incautado -gran parte del cual se encuentra pendiente de examen de los expertos- incluye imágenes de abusos y violaciones a bebés.

En otros casos, los videos mostraban «severos abusos sexuales a menores de tres años», explicó el director del equipo de la policía europea encargado de investigar casos de pornografía infantil, Valerio Papajorgji.



Las indagaciones continúan en estos momentos y Europol, con sede en La Haya, espera aún más detenciones. Algunos de los arrestados son también los responsables de la producción de los videos.

«Es difícil determinar el tiempo que llevará a las policías nacionales identificar nuevos sospechosos, lo cual depende de los avances de los análisis de las inteligencias nacionales», precisó Papajorgji.

Sin embargo, adelantó: «En seis meses, volveremos a hacer una actualización sobre el caso Icarus, de modo que para entonces se sabrán más detalles».

El cuerpo policial indicó que varios de los sospechosos «son expertos en abusos sexuales a menores, algo que se pudo comprobar al ver los vínculos entre ellos y otras redes».

«Este operativo muestra cómo Internet está ayudando a los delincuentes a desarrollar mejores técnicas para compartir imágenes de modo global y proteger su identidad», subrayó el director de Europol, Rob Wainwright, en el comunicado.

La operación comenzó a principios de año y estuvo liderada por Dinamarca, que recabó la mayor parte de la información y la trasladó en septiembre al resto de los países.

Según Papajorgji, la investigación progresó rápidamente desde el principio gracias al sistema avanzado de análisis de datos de las autoridades danesas y porque recibieron «respuestas muy rápidas» por parte del resto de los Estados.

El jefe de la Policía danesa, Henrik Hoejbjerg, agregó: «Las agencias del orden debemos trabajar juntas para combatir la creciente amenaza de ciberdelitos contra los niños y tenemos que usar las tecnologías más avanzadas».

Los arrestos se produjeron en Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Holanda, Polonia, Eslovaquia, España, Suecia, Croacia, Noruega y Suiza.

Fuente: www.infobae.com