JIFE valora lucha antidrogas, pero dice que falta mucho por hacer en Bolivia

Presentarán informe. JIFE exige más esfuerzos en erradicación de cultivos ilegales y el Gobierno boliviano se compromete a realizar mayores esfuerzos para cumplir con la ONU.

Misión de la ONU ve poco esfuerzo en lucha antidroga

La JIFE pide a Bolivia esforzarse más en erradicación.



Evaluación. El iraní Hamid Ghodse, de la JIFE, ve poco el trabajo que se realiza en el país para erradicar los cultivos ilegales.

El Día

Una misión de la Junta de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU (JIFE) reconoció ayer que Bolivia hace esfuerzos antidrogas significativos pero se necesita "mucho más trabajo", tras asistir a una escenificación de destrucción de cultivos de hoja de coca, base para fabricar cocaína.

"He observado con mis colegas hoy día el esfuerzo de erradicación como uno de los síntomas, de los signos, del buen trabajo que están haciendo en contra de los narcóticos, pero aún así se necesita hacer mucho más trabajo", dijo el presidente de la JIFE, el iraní Hamid Ghodse.

Destrucción de cultivos poco habitual. En la localidad "Senda A" la fuerza conjunta de erradicación de cocales, formada por policías y militares, destruyó en su presencia dos parcelas de coca ilegal, cada una en menos de diez minutos, algo poco habitual para ese tipo de trabajo.

Se erradica y campesinos siembran nuevos cultivos. El último balance de noviembre del Viceministerio de Defensa Social local señala que Bolivia batió récord de erradicación de plantaciones de coca en 2011, alcanzando las 10.051 hectáreas, lo que supera las cifras de 2010 (cuando se erradicaron 8.200 hectáreas).

Empero, a medida de que se erradica, los campesinos también siguen sembrando nuevos cultivos, por lo que la extensión de cocales está en 31.000 hectáreas, de las que la ley solo reconoce 12.000, para infusión, la tradición de masticar la hoja y rituales religiosos andinos.

No se logró que la JIFE apoye el ‘acullico’. Los enviados de la JIFE se reunieron el jueves en La Paz con el presidente boliviano, Evo Morales, líder de sindicatos de cocaleros del Chapare, quien les pidió que apoyen su petición de despenalizar el masticado de hoja de coca o "acullico".

"Creo que hemos convencido a algunos de sus miembros, pero también hay algunos técnicos que siento que todavía no entienden", reconoció después el mandatario en rueda de prensa.

Sobre el abandono boliviano a la Convención. Ghodse evitó referirse con detalle a la situación de Bolivia, que a mediados de este año denunció la Convención sobre Estupefacientes de la ONU de 1962.

El abandono boliviano de la Convención entrará en vigor el 1 de enero, día en el que el Gobierno de Morales, según ha dicho, pedirá la readmisión, pero con reservas sobre el masticado de la hoja de coca.

33 Toneladas

De cocaína son las que se han incautado en 2011, según la FELCN.

Bolivia, tercer productor mundial

Bolivia es el tercer productor mundial de coca y cocaína, tras Colombia y Perú, y el principal proveedor de droga para los países vecinos del cono sur, según la ONU.

Detalles

2012 será un año clave para la lucha de Bolivia ante la Convención

Espacio. La readmisión en la Convención sobre Estupefacientes de la ONU debe ser aprobada por los países miembros y si un tercio de ellos (61) se opone a la reserva sobre el "acullico", Bolivia no podrá recuperar su membresía.

Reconsideración. La Organización de las Naciones Unidas tendrá un año para considerar la situación de Bolivia, tiempo durante el cual este país andino estará excluido de la Convención antinarcóticos de 1961.

PUNTO DE VISTA

Erwin Rojas

Expdte. del Colegio Nal.  de Abogados

Bolivia está atada a convenios internacionales "

“Bolivia no es una isla y si bien es cierto tiene una Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, conocida como la Ley 1008, que establece las 12 mil hectáreas para el consumo tradicional, también como Estado hemos ratificado convenios internacionales que nos comprometen a cumplir con la interdicción de la droga de modo que si el Congreso o el Gobierno boliviano está pensando aumentar el área cultivable de coca excedentaria, se va a encontrar con la oposición de una comunidad internacional que le va a exigir el cumplimiento de tratados y convenios que tienen un rango mayor al de las leyes nacionales".

JIFE aplaude la lucha antidroga, aunque exige más esfuerzos

Posición. El Gobierno boliviano se compromete a realizar mayores esfuerzos para cumplir con la JIFE.

image

Trópico. El viceministro Cáceres muestra una planta de coca erradicada al presidente de la JIFE. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón / Miguel Melendres / Chimoré

La Comisión de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que visita Bolivia desde el martes, aplaudió la labor de erradicación de coca que realiza la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), dentro la lucha antidrogas, aunque advirtió que se necesita “mucho más trabajo”.

Tras sostener una reunión protocolar con el presidente Evo Morales y el gabinete ministerial, Hamid Ghodse, presidente de la JIFE, instancia creada por las Naciones Unidas, visitó ayer la zona del Chapare en el trópico cochabambino para observar de cerca los trabajos que se realizan para erradicar los cultivos excedentarios.

“Los esfuerzos del Gobierno boliviano en la lucha antinarcóticos son significativos. Observamos con mis colegas la dedicación que son signos del buen trabajo que están haciendo en contra de los narcóticos”, dijo Ghodse en un breve contacto con periodistas.

No obstante, declaró que aunque “el trabajo es excelente”, aun así “se necesita hacer mucho más trabajo” y reconoció que la lucha contra el narcotráfico “es una responsabilidad compartida de todos los gobiernos”.

Tras hacer un sobrevuelo en helicóptero por cocales, Ghodse, acompañado del viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, bajó a una senda del monte, donde la FTC, compuesta por policías y militares, erradicaba las plantaciones del arbusto e inmediatamente aplaudió e hizo aplaudir a toda su comitiva internacional el brío que impusieron los soldados para destruir las plantaciones.

Al respecto, el viceministro Cáceres, quien realizó una extensa explicación de los trabajos de erradicación en el Chapare y Yungas, además del control del narcotráfico en las fronteras, ratificó el compromiso antidrogas.Interdicción. “Seguiremos buscando mayores esfuerzos para lograr los objetivos y metas en materia de interdicción y de erradicación de coca excedentaria para frenar este flagelo de las drogas que hacen tanto daño al país y al mundo entero”, aseveró el viceministro Cáceres.

Agradeció la visita de la junta para verificar el esfuerzo del pueblo boliviano y añadió que como país miembro de la ONU, “seguiremos contribuyendo soberanamente, con las resoluciones que emanen de la JIFE”.

Tras recordar la reunión con el Jefe de Estado y sus ministros en la sede de gobierno un día antes, el presidente de la JIFE aseguró que el Gobierno había reconocido la responsabilidad de esta institución, para hacer cumplir con las convenciones internacionales sobre el control de estupefacientes y manifestó que se trata de articular ese compromiso boliviano como firme miembro de esos acuerdos.

La comitiva de la junta no comentó sobre el acullico tradicional, ni de la salida de Bolivia de la Convención de Estupefacientes de 1961 (Bolivia dejará de ser parte desde el 1 de enero), en el entendido de que “la relación de la JIFE con el Gobierno es privada y confidencial”.

El representante en Bolivia de la Oficina de las Naciones Unidas Contra el Delito y las Drogas (ONUDD), César Guedes, opinó que para el país era muy importante destacar el tema de la responsabilidad compartida y promovió a que todos los países hagan su parte en el combate antinarcóticos.

“Observamos con la JIFE un adelanto de lo exitoso que ha sido este año. El mundo tiene que entender que Bolivia está haciendo una tarea con sus propios recursos que podría dedicarlos a escuelas y hospitales, pero que por el problema mundial de la droga tiene que detener esos recursos e invertirlos en una guerra que tiene un componente global”, manifestó el representante de la ONUDD.

Bolivia fuera de la convención

Desde el 1 de enero, Bolivia dejará de ser parte de la Convención de la ONU de 1961 sobre Estupefacientes. La ONU esperará hasta finales de 2012 para que los 184 países miembros se pronuncien en contra de la observación boliviana para legalizar el masticado de la coca en su estado natural. Si 61 países se pronuncian en contra, Bolivia no reingresará a la Convención y deberá buscar otra alternativa para que sea aceptada.

‘Garras del Valor’ gradúa a 143 policías de cinco países

El Centro de Entrenamiento Internacional Antinarcóticos “Garras del Valor”  graduó ayer a 143 policías de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Paraguay en la especialidad de policías antidrogas. El acto se realizó en instalaciones de ese centro, en Senda Tres (Trópico de Cochabamba), lugar al que asistieron autoridades del Gobierno y funcionarios de la División Antinarcóticos de la Embajada de EEUU, según la agencia ABI.

Fueron 129 policías antidrogas de Bolivia, cuatro de Colombia, dos de Brasil, cuatro de Ecuador y cuatro de Paraguay que se graduaron en el curso internacional. El director de la Policía Antinarcóticos, Gonzalo Quezada, destacó “el personal altamente calificado y de primera línea”, que se graduó

JIFE valora lucha antidrogas, pero dice que falta mucho por hacer

Presentarán informe.

    image El Presidente de la JIFE, con el viceministro Cáceres, ayer. Foto Efe

    Una misión de la Junta de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU (JIFE) reconoció ayer que Bolivia hace esfuerzos antidrogas significativos, pero añadió que se necesita "mucho más trabajo", tras asistir a una escenificación de destrucción de cultivos de hoja de coca, base para fabricar cocaína.

    "He observado con mis colegas hoy día el esfuerzo de erradicación como uno de los síntomas, de los signos, del buen trabajo que están haciendo en contra de los narcóticos, pero aun así se necesita hacer mucho más trabajo", dijo el presidente de la JIFE, el iraní Hamid Ghodse.

    El Presidente y otros tres miembros de la JIFE viajaron a la región central del Chapare junto con el representante en Bolivia de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Onucc), el peruano César Guedes, y el viceministro de Sustancias Controladas, Felipe Cáceres.

    En la localidad "Senda A" la fuerza conjunta de erradicación de cocales, formada por policías y militares, destruyó en su presencia dos parcelas de coca ilegal, cada una en menos de 10 minutos, algo poco habitual para ese tipo de trabajo.

    Cáceres agradeció la visita de los funcionarios de la JIFE y les explicó las acciones del Gobierno boliviano para combatir el narcotráfico y destruir plantaciones ilegales coca, sin violencia y previa concertación con los cocaleros.

    Los cultivos de coca han pasado de 25.400 a 31.000 hectáreas en Bolivia desde que Morales llegó a la Presidencia en 2006, según la oficina antinarcóticos de la ONU.

    Cáceres se comprometió a intensificar las acciones antidrogas, que durante el año 2011 han dado como resultado la erradicación de más de 10.000 hectáreas de coca y el decomiso de más de 33 toneladas de cocaína.

    Bolivia es el tercer productor mundial de coca y cocaína, tras Colombia y Perú, y el principal proveedor de esa droga para los países vecinos del Cono Sur, según la ONU.

    Informe de gestión

    El presidente Evo Morales clausurará el sábado las tareas de erradicación de cocales ilegales de este año tras las marcas históricas logradas en la interdicción y en la reducción de cocales.

    El acto se cumplirá en el trópico de Cochabamba donde está acantonada la Fuerza de Tarea Conjunta, conformada por policías y militares.

    "Bolivia marca historia, porque superamos la meta anual de erradicación de cocales que es de 5.000 hectáreas al año, de acuerdo con la Ley de Sustancias Controladas, además en la cantidad de incautación de cocaína, el número de operaciones y detenidos", subrayó el Viceministro de Defensa Social.

    Cáceres calculó que la erradicación superará las 10.450 hectáreas al recordar que los policías antidroga incautaron 33 toneladas de cocaína.

    "Bajo los principios del respeto a los derechos humanos y el consenso, la FTC ha logrado rebasar la meta anual de erradicación de cocales, y en interdicción, la FELCN incautó cocaína en más de 12.000 operativos", complementó al asegurar que el 52% de la droga decomisada procede del Perú.

    Dijo que, por una cuestión de responsabilidad, el Gobierno y los bolivianos "seguirán extremando esfuerzos para sobrepasar cada año las metas anuales".

    Cáceres dijo que lo más destacado de las tareas de interdicción fue la aprehensión de narcotraficantes colombianos, peruanos, brasileños, bolivianos y de otras nacionalidades

    Realizarán un estudio para saber cuánta coca hay

    Irineo Condori, diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), aseguró este viernes que el Gobierno nacional realizará un estudio técnico para determinar cuál es la cantidad exacta de hectáreas de hoja de coca que va dirigida al consumo tradicional, para determinar si se acepta o no incrementar el número de hectáreas de cultivos, como lo habrían propuesto los sectores sociales en el primer Encuentro Plurinacional.

    “Tiene que haber un estudio técnico que defina cuál es la cantidad de coca que va al consumo tradicional, y definir la industrialización, esto nos ayudará a saber cuántas son las hectáreas que se requieren y lo restante, desde luego que es ilegal”, aseveró Condori, según cita la nota de prensa de la Cámara Baja.

    Según el legislador, este estudio deberá estar concluido hasta enero del próximo año para luego definir las políticas a seguir.

    Aclaró que se están debatiendo los avances del Encuentro Plurinacional que se llevó a cabo en la ciudad de Cochabamba en días pasados, donde los sectores sociales plantearon la modificación de la Ley 1008, para ampliar la producción legal de la hoja de coca de 12.000 hectáreas a 20.000, resultados que, según Condori, serán consultados a las bases.

    El debate respecto al akulliku

    Los enviados de la JIFE se reunieron el jueves en La Paz con el presidente boliviano Evo Morales, líder de sindicatos de cocaleros del Chapare, quien les pidió que apoyen su petición de despenalizar el masticado de hoja de coca o "akulliku".

    "Creo que hemos convencido a algunos de sus miembros, pero también hay algunos técnicos que siento que todavía no entienden", reconoció después el Mandatario en rueda de prensa.

    Ghodse indicó que tuvo "una conversación abierta y sincera con el Gobierno", cuyas autoridades "entienden muy bien la posición" de la Jife, así como ese organismo entiende la posición boliviana. "No vemos nada que pudiese ser un problema entre nosotros y el Gobierno de Bolivia. Apreciamos la honestidad con que se nos ha tratado hasta ahora", destacó la Jife.

    También destacó la importancia de que Bolivia continúe siendo miembro de las convenciones internacionales antinarcóticos para evitar la fabricación y el consumo de drogas. No obstante, evitó referirse con detalle a la situación de Bolivia, que a mediados de este año denunció la Convención sobre Estupefacientes de la ONU de 1962.

    Por Agencias Efe y Los Tiempos 17/12/2011