Jóvenes bolivianos reclaman protagonismo y rechazan ser usados en hechos coyunturales

Cochabamba. Jóvenes que creen en el proceso de cambio opinan que el Gobierno no les toma en cuenta, así como de otros partidos políticos que reclaman un papel protagónico en los cambios históricos que vive el país. Todos han coincidido en que no les interesa las actividades coyunturales.

image Las declaraciones fueron escuchadas en el Megadiálogo juvenil 2011 “Estado Plurinacional y Políticas Sociales: Retos y Desafíos de los jóvenes”, organizado por la Fundación Boliviana para la Democracia Multipartidaria (FBDM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Bolivia (PNUD). El evento que se ha iniciado este viertes concluirá este sábado 3.

Desde el MAS



Juan Luis Ballón, joven, paceño y militante del Movimiento Al Socialismo (MAS), sostuvo que parte del proceso de cambio que comienza a vivir el país es gracias a los jóvenes que han participado en las calles desde la gestión 2003 pero reconoce que el Gobierno no tomó en cuenta esta labor.

“En este proceso de cambio la juventud no ha sido tomada en cuenta como debería estar en las instancias de decisión. Como jóvenes tenemos que hacernos escuchar con el Estado para asumir ese rol protagonista. Las bases juveniles creen en el proceso pero somos tomados en cuenta con la quinta rueda”, dijo Ballón.  

Los Sin miedo

Por su parte, el coordinador nacional de las juventudes del Movimiento Sin Miedo (MSM) Juan Carlos Morales, sostuvo que él se sentía parte del proceso al ser activista político desde la lucha en las calles desde 2003 hasta la fecha.

“Evidentemente no tenemos políticas claras para la juventud. Un ejemplo claro de los jóvenes en la política la concejal del MSM, Silvia Tamayo en La Paz, incluso el alcalde Luis Revilla que era parte de la juventud del partido que represento. No sólo somos un sector sino algo transversal a toda la sociedad. Pero los jóvenes debemos incidir desde nuestros espacios sociales y sobre todo desde la participación y control social”, explicó.  

La estrategia de UN

Asimismo, el representante de la directiva de juventudes de Unidad Nacional  (UN) y titular por el oriente boliviano, Diego Torrico, explicó que su partido busca el camino adecuado para que la juventud sea tomada en cuenta y que para ello ya se cuenta con una estrategia

“Estamos en un proceso de inclusión todavía los jóvenes se sienten marginados , pero yo como joven estoy trabajando para que se tome en cuenta a la juventud en el esquema estatal. Tenemos tres estapas: en el  2011 y 2012 es de estructuración, el 2013 es un año de inlución a las masas y el 2014 un año netamente electoral”, informó.  

La visión juvenil

El representante de Chuquisaca, Flavio Abastoflor, explicó que la juventud sólo es tomada en cuenta en momentos coyunturales y no así en etapas a largo plazo debido a que las visiones de las bases tendrían un horizonte más personal y no un fin concreto de vida.

“No tenemos un fin supremo sino vano. Ahora se ve participación de indígenas y de jóvenes, pero se nos utiliza para decir que hay más apertura. Somos ciegos, creemos que con este Gobierno este país comenzó el 2005. Debemos  interpretar el país y tener un fin. No decir que soy joven y voy atrabajar por los jóvenes, sino decir que soy persona y trabajar por las personas”, opinó Abastoflor. 

Beatriz Mamani Huanca, coordinadora de la organización juvenil Mujeres Construyendo Equidad de Oruro, dijo que a veces los partidos políticos no tienen incidencia en las bases más populares de los jóvenes.

“Este proceso no es muy incluyente porque al existir diferentes visiones no podemos unir fuerzas. Creo que las únicas organizaciones que son influyentes son las organizaciones sociales sin militancia política”, opinó.

Por su parte, el representante orureño de la organización Vive, Gustavo Flores, dijo que el sentirse parte del proceso de cambio depende mucho de la forma de interpretar la trasnformación política que vive el país.

“El proceso de cambio puede entenderse como algo individual, colectivo ya hasta nacional. Con este Gobierno se ha incluido a los movimientos sociales y pueblos indígenas  y cómo juventud nos sentimos parte de ello pero no se debe plasmar en documentos este reconocimiento, sino en acciones concretas y debemos trabajar en ese punto.

De acuerdo a Javier Palza, representante de la FBDM, los cambios que existieron en la política boliviana durante los últimos años  han permitido un reconocimiento a las  bases políticas juveniles y en ese sentido hay mayores posibilidades de que ellas cuenten con un papel más activo en la construcción histórica, incluso en la reconducción del denominado proceso en un futuro.

“La renovación de actores también debe significar  la modificación de visiones diferentes de hacer política, porque la construcción de este proceso de transformación que se está dando en el país requiere de formas diferentes de acción. A eso a lo que apuntamos con este tipo de eventos para fortalecer esa capacidad, esas posibilidades de  los actuales políticos”, explicó Palza.

Fuente: OXIGENO