Líderes religiosos quieren unir a Cuba con EEUU

Autoridades isleñas y norteamericanas emitieron un comunicado durante una reunión en La Habana. Tras la visita del pastor Kinnamon (foto) a Alan Gross y su entrevista con Raúl Castro, pidieron la libertad de los presos políticos

«No dudamos que es del mayor interés para Cuba y Estados Unidos iniciar la normalización de relaciones como conviene a países soberanos y vecinos», señala la declaración conjunta del Consejo de Iglesias de Cuba y del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de Estados Unidos, leída en TV durante el cierre de la convención en capital caribeña.

En su momento más sensible a nivel político, el texto pide la liberación de un contratista estadounidense preso en la isla y de cinco agentes cubanos condenados en el país norteamericano, para «iniciar la normalización» de los nexos bilaterales.

Michael Kinnamon, quien encabezó la delegación de Estados Unidos, destacó que «hay ciertamente asuntos importantes» que resolver para lograr ese propósito.



Entre ellos mencionó la «encarcelación en Estados Unidos de cinco (agentes) cubanos», detenidos en 1998, «cuyas sentencias han sido consideradas injustas por numerosas organizaciones de derechos humanos», y en Cuba del contratista «norteamericano Alan Gross».

Gross, de 62 años, detenido en Cuba en diciembre de 2009, cumple una condena de 15 años de prisión por cargos de espionaje, y fue visitado el miércoles por el pastor Kinnamon, quien también mantuvo una reunión con el presidente Raúl Castro.

«El sabe que lo visité (a Gross), y obviamente colaboró para que así fuera, así que hablamos de los problemas que nos conciernen, por su salud y la de su familia (NdR: su esposa y sus hijas tienen enfermedades terminales), y de nuestras esperanzas de que… Bueno, no hablamos de su liberación directamente. Pero espero que Cuba tome en cuenta el tema humanitario que esto representa», dijo Kinnamon durante una conferencia de prensa en el Centro de Prensa Internacional de La Habana.

Por su parte, Estados Unidos exigió el viernes a Cuba que lo «libere inmediatamente». El arresto y condena del contratista terminó con un breve período de distensión entre Washington y La Habana, iniciado meses antes con la llegada del presidente Barack Obama a la Casa Blanca.

Los cinco agentes cubanos condenados en Estados Unidos son considerados héroes en la isla, cuyo Gobierno lleva a cabo una activa campaña internacional para lograr su liberación. Uno de ellos, René González, salió de prisión hace casi dos meses tras cumplir su condena de 13 años, pero deber permanecer tres años más en EEUU en libertad supervisada.

Fuente: www.infobae.com