Marchistas padecen de diversos males pero continúan caminata

Cumbre. Decidieron rechazar un nuevo acuerdo con el Gobierno.

image_thumb[2] Montero. Más de 150 personas con discapacidad continúan su marcha hacia La Paz. Anoche llegaron a Portachuelo

Después de cuatro días de descanso, de reparación de las sillas y luego de una cumbre integral que se realizó ayer con los representantes de Tarija, Oruro, La Paz, Santa Cruz, Beni, Cochabamba y Pando en el colegio Metodista de Montero, el grupo de personas con discapacidad determinó seguir su recorrido hacia La Paz para exigir al Gobierno un bono social de Bs 3.000 a 9.000 personas con grado de discapacidad grave.



La marcha partió a las 17:15 hacia Portachuelo, a donde llegaron pasada la medianoche.

En la cumbre se rechazó el acuerdo del ministro de la Presidencia, Carlos Romero, con dirigentes ‘vendidos’ al Gobierno. “El presidente no puede pagarnos un bono con un acuerdo. Esto se hace a través de un decreto o una normativa, ya que son recursos del Estado”, dijeron los portavoces

El presidente de la Federación Cruceña de Personas con Discapacidad, Mario Torrico, acusó a Roberto Nacho-que firmó el acuerdo con el ministro de la Presidencia- de ser un dirigente pro-Gobierno que fue expulsado de la Federación de Discapacitados porque debe recursos, “sin embargo, el Gobierno lo acogió, le dio una peguita en el magisterio, en el Plan 3.000, y luego lo botaron, pero después lo buscaron para que sea su títere”, textualizó.

También sindicó al director Nacional de Personas con Discapacidad, Javier Salguero Aramayo, de ser el causante de la división del sector. La caminata continuó adelante pese a que los niños padecen de diarreas y los adultos soportan dolor de muelas, cólicos biliares, gastritis, traumas y heridas en la piel producidas por las sillas de ruedas, según la médica del hospital Alfonso Gumucio Reyes, Gabriela Vaca.

Torrico dijo que la marcha continúa fortalecida con 164 personas que llegaron el lunes a Montero.

En La Paz firmaron otro acuerdo complementario
El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, y los representantes de la Confederación Boliviana de Personas con Discapacidad (Cobopdi) firmaron un nuevo convenio para elaborar una ley que beneficie a ese sector con políticas de salud, educación, vivienda e inserción laboral.

Romero explicó que el convenio da continuidad al firmado en Santa Cruz con esa confederación. Aseguró que las autoridades y las personas con discapacidad coinciden en que se debe buscar una solución ‘transversal’.
El delegado del sector, Demetrio Marca, sostuvo que las personas con discapacidad "no merecen ser usadas para fines políticos", en alusión a la movilización de un sector de discapacitados que marcha de Montero (Santa Cruz) a La Paz en demanda de un bono anual de 3.000 bolivianos. /ABI

Fuente: El Deber / El Norte