Percy ratifica en el cargo a yerno de Baraldini; masistas pidieron su destitución

El alcalde de Santa Cruz reafirmó su confianza en el jefe de Seguridad Ciudadana, Raúl López, después de hecha pública su relación familiar con el exmilitar argentino, Luis Enrique Baraldini.

image

Luis Enrique Baraldini, exmilitar argentino. – Agencias Agencia



Santa Cruz. El alcalde de Santa Cruz, Percy Fernández, reafirmó ayer su confianza en el jefe de Seguridad Ciudadana, Raúl López, después de hecha pública su relación familiar con el exmilitar argentino, buscado por la justicia de ese país, Luis Enrique Baraldini.

"Aquí Raulito (López), es un excelente funcionario, que es víctima de las circunstancias de la vida, no hay motivo para destituirlo, ¿qué querían?, ¿que lo agarre a patadas al viejo, que lo odie y que odie a su esposa", hija de Baraldini?, cuestionó el Alcalde.

Buscado por la Policía Internacional por su participación en la última dictadura argentina, Baraldini que vivía en Bolivia desde 2003, fue deportado el domingo último.

López, quien cumple la función de jefe de Seguridad Ciudadana en la Alcaldía de Santa Cruz desde 2008, admitió que brindó cobijo a su suegro durante ocho años, desde 2003.

Concejales del Movimiento Al Socialismo (MAS) pidieron el miércoles pasado, mediante una minuta, a Fernández la destitución del funcionario por los antecedentes de protección a un acusado por crímenes de lesa humanidad.

En conferencia de prensa, Fernández dijo que la ley ampara a López Fernández y rechazó, de plano, el pedido de los concejales del MAS.

Por otra parte, el presidente de la Brigada Parlamentaria de Santa Cruz, Mauro Peña, informó que Baraldini fungía funciones de agregado militar de Argentina en Bolivia, en la época de la dictadura de Banzer.

"Este señor ya tenía relación estrecha con los grupos de extrema derecha en el país, ya que contaba con la confianza de Videla y Banzer en la época de la dictadura. Entonces, estos hechos deben ser investigados. Muchos represores se alejaron de su actividad con el crecimiento de la democracia, pero al parecer éste no, porque incluso tenia vínculo con Rózsa para atentar en contra del presidente (Evo) Morales", apuntó.

Beraldini se niega a declarar

El exmilitar argentino Luis Enrique Baraldini, expulsado el fin de semana del país, se negó ayer a declarar ante el juez federal Pedro Zabala y quedó detenido en la Unidad 4 de Santa Rosa. Es acusado de delitos de lesa humanidad durante la dictadura militar argentina.

El exjefe de la Policía de La Pampa fue trasladado ayer desde el penal de la ciudad bonaerense de Marcos Paz a la sede de la justicia federal pampeana.

Allí, un grupo de militantes de Derechos Humanos y víctimas de la represión en La Pampa lo aguardaban y cuando bajó, fue insultado y a los gritos de "asesino" fue rápidamente ingresado al juzgado. ABI (Los Tiempos)