Subvención a carburantes: Gobierno boliviano vuelve a mostrar doble discurso

Si el Gobierno necesita eliminar la subvención a los carburantes e incrementar el precio “que lo haga pero, que no se escude en la población”, dice  el analista, Iván Arias.

La afirmación de Arias fue motivada por el discurso del presidente, Evo Morales, ayer en oportunidad de celebrarse el día del trabajador petrolero y el 75 aniversario de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), cuando señaló que la gente es la que pide una reducción en la subvención a los carburantes (gasolina diesel y otros).

image



El presidente Evo Morales participó en la celebración de los 75 años de YPFB (foto ABI)

“En algunas encuestas, que realizaron algunos medios de comunicación con motivo de fin de año, muestran que el 52% de la población quiere que se reduzca la subvención en temas de diesel y gasolina. Es el gran sentimiento del pueblo boliviano; cuidado se tergiverse por algo no estamos tocando el tema de la subvención sobre diesel”.

EL DIARIO solicitó información en la oficina de prensa de Palacio de Gobierno, donde se pidió que el Ministerio de Comunicación era el encargado de atender la consulta sobre procedencia de la encuesta a la que el Presidente hizo referencia.

Se pidió una entrevista con el ministro de Comunicación, Iván Canelas, sobre las declaraciones vertidas por el presidente Morales, en ese despacho se informó que estaba de viaje y la consulta debería ser trasladada al Ministerio de Hidrocarburos.

EL DIARIO se comunicó telefónicamente con el ministro de Hidrocarburos, José Luis Gutiérrez, quien se encontraba en una reunión y no podía atender dicha llamada.

CONOCIMIENTO

Arias mencionó que primero, la población boliviana debe tener conocimiento sobre la procedencia de las encuestas a las que hizo referencia el presidente Morales, por lo mismo tendría que mostrarlas, porque no se tiene conocimiento sobre quienes la realizaron.

Aseveró que, si se pregunta a la ciudanía en la calle se podrá observar que no existe ese 52% que apoye la disminución a la subvención a los carburantes, tal como hizo referencia el Presidente.

Lo que el Gobierno quiere es hacer creer que la población está de acuerdo para eliminar la subvención y elevar los carburantes, dijo Arias.

Señaló que si los gobernantes necesitan subir el precio de los carburantes que lo suban, pero “que no quieran culpar a gente de una mala administración de la política petrolera que se tiene en Bolivia”, remarcó.

Anotó que Bolivia no tiene suficientes cantidades de gasolina, gas y otros carburantes, se debe importar para cubrir la demanda del país, todo porque se realizó una mala política petrolera durante los últimos años y las consecuencias de aquello se quiere hacer pagar a la población a como dé lugar.

Por su parte el analista económico, Armando Méndez, señaló que, el presidente Morales hace tiempo que trata de convencer a la población boliviana que en algún momento se debe enfrentar el tema del subsidio a los hidrocarburos, con la finalidad de que la población esté preparada para cuando el Gobierno tome esta medida.

El motivo es evitar que se presente la reacción que se tuvo en diciembre cuando se anunció por primera vez la reducción a la subvención, anuncio a la que la gente mostró un total rechazó, dijo Méndez.

El Diario, La Paz