“U” públicas gastan menos de su presupuesto y piden más

Bolivia. A octubre ejecutaron el 48,5% de la asignación prevista para 2011. El saldo en caja y bancos de las casas de estudios superiores alcanza a Bs 1.467 millones. CEUB dice que hay burocracia y que el Gobierno observó el uso del IDH.

image

Las 11 universidades públicas del país ejecutaron hasta octubre menos de la mitad del presupuesto asignado para este año. Sin embargo, algunas como la UPEA de El Alto exigen mayor asignación y la UMSA se opone a un recorte.



A todas ellas les desembolsaron 4.064,6 millones de bolivianos para la presente gestión, de los cuales 1.972 millones (48,5%) fueron ejecutados hasta octubre pasado, según datos del Ministerio de Economía y Finanzas.

Adicionalmente, esas casas de estudios superiores tienen acumulados en caja y bancos más de 1.467 millones de bolivianos.

El secretario ejecutivo del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), Eduardo Cortez, explicó que los recursos no ejecutados corresponden principalmente a ingresos por Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) y alegó que ello se debe a la falta de una normativa clara que defina el destino de ese dinero.

“Hay saldos principalmente en IDH porque las universidades se han cuidado bastante en hacer inversiones porque lamentablemente no contábamos con un reglamento” afirmó.

Explicó que un decreto reglamentario establecía de manera general que el dinero del IDH debía ser destinado a infraestructura, equipamiento, investigación, extensión y mejoramiento académico. Empero, en el área de investigación se contrató a consultores, lo que fue observado por las autoridades nacionales.

Según la autoridad universitaria, a la falta del reglamento para el IDH se suma el hecho de que existe burocracia en la administración central para la aprobación de los proyectos.

Reconoció también que al igual que en otros niveles de administración existe temor por la ley anticorrupción.

Los datos

De acuerdo con el informe del Ministerio de Economía y Finanzas, la Universidad Amazónica de Pando (63%), la Gabriel René Moreno de Santa Cruz ( 54,6%), la Universidad Técnica de Oruro (53%) y la Universidad Técnica de Beni son las que mejores nivel de ejecución alcanzaron. El resto de las universidades está entre 36% y 47%.

En cuanto a los saldos en caja y bancos, del total de recursos acumulados, la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) es la que más dinero tiene, es decir, 489,1 millones de bolivianos; le sigue la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) con 256,5 millones de bolivianos, la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), con 153,7 millones de bolivianos y la Universidad Autónoma San Francisco Xavier (UASFX) con 103,9 millones de bolivianos.

Las cuatro casas de estudios superiores tienen acumulados el 55% del total de recursos en caja y bancos, el resto se distribuye entre siete universidades.

Las previsiones

Cortez argumentó que no es un “error” ni es un “pecado” que estas instituciones no lleguen a un 100% de ejecución de recursos hasta fin de año.

“Más bien significa una buena administración, el hecho de utilizar los recursos del IDH con mucho cuidado. Yo no sé por qué se crea en el Gobierno un ambiente de que hay que ejecutar a la fuerza todo”, afirmó.

Dijo que contrario a la posición del Ejecutivo de criticar una baja ejecución de recursos, la regla para todas las instituciones públicas debería ser invertir esos recursos con mucho cuidado y en proyectos bien elaborados.

Sobre la cantidad de recursos acumulados en caja y bancos, explicó que si se dividen los 1.467 millones de bolivianos entre las once universidades no son “cifras abismales para una institución superior”.

“Efectivamente hay recursos en caja y bancos de las universidades que no han sido ejecutados en su integridad”, dijo.

Algunos datos

Ingresos. Las universidades reciben recursos de IDH, coparticipación tributaria y subvención. A ello se suman los ingresos propios que generan, además de donaciones y otros.

Destino. Los ingresos por IDH están destinados principalmente a infraestructura, equipamiento, investigación, extensión y mejoramiento académico.

Limitaciones. Las autoridades del CEUB aseguran que lo que hace falta son ingresos para gasto ordinario, que principalmente se financia con recursos de coparticipación tributaria y subvención.

Más recursos. Para el próximo año, las universidades prevén pedir 100 millones de bolivianos a los recursos asignados, con la finalidad de cubrir el crecimiento vegetativo y otros gastos. En 2012 recibirán 2.181 millones de bolivianos.

Página Siete / La Paz – 01/12/2011