La tercera batalla por el TIPNIS

NUNISe viene la tercera batalla por el TIPNIS. La primera fue la de la VIII Marcha Indígena, que le quitó la máscara “originaria” al gobierno y movilizó a la ciudadanía paceña en apoyo a los nativos de tierras bajas, rompiendo la perversa dialéctica oriente-occidente alimentada durante años por el evismo.Fue la batalla de Chaparina, donde la fuerza moral de los marchistas pudo más que el atropello policial ordenado desde altas esferas gubernamentales.Esa primera batalla fue ganada por los indígenas y, por ende, por toda la república, contra las inclinaciones despóticas de una administración verticalista.Así quedó estampado en el documento que los marchistas le arrancaron a Morales en pleno Palacio Quemado, cuando prometió -falazmente- la intangibilidad para el TIPNIS.La segunda batalla fue la de la IX Marcha Indígena, perdida por los activistas del TIPNIS por su conciencia democrática, que los llevó a diferir la entrada en la sede de gobierno hasta que se resolviera la huelga policial.Ahora, todas las fichas parecen alinearse para la tercera y -quizás- definitiva batalla. El régimen ha declarado su intención de acometer la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, adornándola con el mote de “ecológica”.Por otra parte, los indígenas del oriente acaban de sellar un acuerdo con Carmelo Lens para hacerse cargo de la nueva Subgobernación del TIPNIS, instancia que les permitirá hacerse fuertes para contrapesar la arremetida gubernamental.El escenario está dispuesto y la tercera batalla por el TIPNIS está a punto de comenzar… notishots@gmail.com