La tricolor, el símbolo que más identifica

Es el primer símbolo con el que se identifican los bolivianos, también destacan la canción ‘viva mi patria Bolivia’, el escudo y el himno. Una encuesta y un sondeo así lo revelan.

image Es la identidad de todo un pueblo. Fabio Zambrana expresa el sentimiento que le inspira el emblema nacional.

EL DEBER

POR Alicia bress perrogón | FOTOS jorge gutiérrez /apg /reuter

La bandera boliviana no es simples retazos de tela en rojo, amarillo y verde. La tricolor representa el sentimiento de ser boliviano. Es la identidad de esta nación y siempre se escucha decir que por ella darían hasta la vida.

En un sondeo realizado a través de la Web a más de 5.000 personas y una encuesta de Captura Consulting a 800 habitantes de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y El Alto, mostraron el amor que los bolivianos tienen por la tricolor, ya que la eligieron como el símbolo que mejor los representa.

Otros símbolos con los que se identifican los bolivianos son el escudo nacional, la canción Viva mi patria Bolivia y el Himno Nacional.

De acuerdo con el sondeo, el segundo lugar lo ocupa el escudo nacional y, según la encuesta, la cueca Viva mi patria Bolivia.

Les contamos algunas historias de personas que han puesto en alto la bandera nacional y que se han sentido orgullosos al verla flamear no solo en su tierra natal, sino en otros países donde han llevado la rojo, amarillo y verde.

En  el Festival de la Calle Ocho  de Miami

Fabio Zambrana, cantante y compositor cuenta que sintió una emoción tan pero tan grande, que incluso sus ojos se llenaron de lágrimas cuando vio flamear una pequeña bandera boliviana en medio de una multitud de personas que cantaba y bailaba en el Festival de la Calle Ocho en Miami en el año 2000, cuando participó con Azul Azul.

“Es en un escenario tan grande donde no terminás de mirar calles y más calles repletas de gente. Estaba cantando La bomba y en medio de la canción veía  banderas de diferentes países como Cuba, Puerto Rico, Estados Unidos, México y otros, pero a lo lejos divisé a la tricolor nacional  verla en medio de tantas otras, fue algo tan especial que me emocioné tanto que me dieron ganas de llorar. Fue una sensación indescriptible”, relata Fabio.

Para el cantante y compositor la bandera es el símbolo más representativo de los bolivianos. “Es nuestra identidad”, remarca.

Aunque respeta la whipala, asegura que esta nunca va a sustituir a la tricolor. “He crecido y he honrado toda mi vida a nuestra rojo, amarillo y verde. No estoy en contra de esa otra bandera, pero no la siento mía. Creo que no tiene el mismo significado para todos los bolivianos”, insiste.

El Himno Nacional

Otro símbolo nacional con el que se siente identificado Fabio Zambrana es con el Himno Nacional. Para él cantarlo fuera del país es algo superemocionante, por eso se le ocurrió la idea de grabarlo en versión instrumental y tocarlo ante las comunidades bolivianas en el exterior, ha sido otra experiencia que no la puede describir con palabras. “Es un privilegio poderlo hacer y ver cómo los bolivianos lo cantan con el alma, con el corazón y con lágrimas en los ojos. Es impresionante”, comenta.

image Grabada en la cara y en el corazón

Su rostro pintado de rojo, amarillo y verde, lo identifica. Daniel Aliaga Forgues, el Chasqui boliviano, hincha número uno de la selección nacional a la que acompaña hace 20 años, refiere que al ver a la tricolor flamear en otros países siente su identidad representada en tres colores y un profundo orgullo de pertenecer a esta tierra querida llamada Bolivia.

Llevar pintada la bandera en su rostro durante estos 20 años lo enorgullece. Una experiencia que lo emocionó fue en ocasión de un amistoso en Maracaibo, Venezuela y antes del inicio del partido personas de la Federación Venezolana de Fútbol se le acercaron a pedirle prestada su bandera para izarla en el mástil y entonar el Himno Nacional.

“Ahí me di cuenta de la importante labor que hacía para mi país. Por esta razón puedo decirles a los bolivianos que antes de viajar a otros países lleven en sus maletas su identidad: nuestra tricolor nacional para mostrarla con mucho orgullo”, apunta.

En su criterio, la bandera es el símbolo de la representación máxima de un Estado y este emblema marca la diferencia con la cultura de otros países, por la historia  enriquecida y cultura que tenemos todos los bolivianos.

image Dio la vuelta con la bandera en la espalda

El delantero boliviano Diego Cabrera, que ahora milita en el equipo colombiano Itaguí, el año pasado salió campeón con Independiente de Santa Fe, de Colombia, y su foto con la tricolor en la espalda cuando ganaron el campeonato en julio de 2012 dio mucho que hablar no solo en Bolivia, sino fuera de nuestras fronteras.

“Salir campeón y sacar mi bandera fue lo mejor que pude hacer. Me sentí profundamente orgulloso de ser boliviano. Me puse la tricolor en la espalda y di la vuelta olímpica para que la gente sepa que hay bolivianos que sacamos la cara por nuestro país y que aunque estemos lejos de la tierra que nos vio nacer seguimos sintiendo un profundo amor y queremos expresárselo”, resalta el futbolista.

Verse después en los periódicos y en los medios televisivos con su bandera, que él mismo la mandó a confeccionar para ese partido con la finalidad de que sepan que ahí había un boliviano, lo hacía llorar, porque ama este símbolo que lo identifica como boliviano.

“Siento un gran orgullo de ser boliviano. Cuando uno es niño  no sabe que puede lograr cosas tan lindas gracias al esfuerzo y a las ganas que le ponés”, afirma y señala que esa bandera la guarda hasta ahora como un hermoso recuerdo del momento tan especial que vivió.

Dice que tiene la suerte de que en los equipos en los que militó fuera de nuestras fronteras, siempre lo han llamado de ‘Boli’, ‘Bolita’ o boliviano. Muy poco lo conocían por su nombre y eso lo llena de emoción.

image Se lució en las playas de Miami Beach

La reconocida modelo boliviana Lisbeth Aranda ha tenido logros importantes fuera del país; especialmente en México, acaba de ser distinguida en Houston por la institución Latino Learning Center, que apoya a inmigrantes latinos en Estados Unidos y homenajea a los latinos que sobresalen en el mundo.

El pasado 6 de agosto lució orgullosa su emblema nacional en las playas de Miami Beach, donde estuvo de vacaciones. Al ver desplegada al cielo la tricolor siente una emoción increíble. Entre nostalgia y orgullo, dice. Es una emoción tan fuerte que se le hace un nudo en la garganta y le dan ganas de agarrar la enseña, salir corriendo y gritar a voz en cuello que es boliviana.

“Es algo que de verdad me llena de orgullo. Verla flamear lejos de mi tierra es algo que me hace suspirar profundo y brotar pecho. En un concurso internacional de modelo en Francia me aplaudieron mucho porque cuando recibí mi premio, salí con mi bandera y, a diferencia de cuando se es miss, en estos eventos no te llamaban por país sino por tu nombre, pero como quería que sepan de dónde era, me puse la tricolor”, expresa.

La mayoría de las veces en Miami, México, Alemania y otros lugares donde se ha sacado fotos con el pendón patrio, la gente se acerca a preguntarle de dónde es y dónde queda. “Como me ven con los ojos rasgados, muchos creen que Bolivia está en Asia”.

El Himno Nacional es otro símbolo que hace que derrame lágrimas cada que lo escucha, afirma, y más cuando está fuera del país porque la hace pensar en todos los problemas que Bolivia está atravesando como nación. “Solo pido a Dios fuerzas para que no logren separarnos y oír nuestras notas me inspira un sentimiento de valor muy grande”, indica.

image Flameó en la Nasa

Alexandra Streinz Saucedo (16) es una notable estudiante del quinto de secundaria del colegio parroquial La Santa Cruz que hace poco tuvo el privilegio de viajar a Houston a conocer el movimiento de la Nasa. Ella fue seleccionada de entre cientos de estudiantes de todo el país y estuvo junto a 46 jóvenes de diferentes países de América, Europa y Asia.

Para ella la bandera nacional es la identidad de los bolivianos. Cuenta que durante la entrevista que le hicieron en la embajada de Estados Unidos le preguntaron si tuviera que llevar algún objeto que mejor represente a Bolivia ¿cuál sería? y ella sin dudarlo respondió que la bandera.

En Houston realizaron diferentes actividades y, junto a Melissa Laredo, de Cochabamba, bailó tinku para mostrar algo de la cultura boliviana. “Luego participamos de una danza americana entre todos los chicos y me amarré la bandera en la espalda para que sepan que era boliviana y que me sentía orgullosa de llevar el nombre de mi país. Allá no era Alexandra, allá era Bolivia y eso me emocionaba hasta las lágrimas. Nuestra tricolor es el emblema que representa a todos los bolivianos de oriente y occidente. Simboliza la unidad y nos recuerda que somos una sola Bolivia”, remarca.

El Himno Nacional también es otro emblema que la enorgullece. En su criterio, su letra narra la historia de una Bolivia unida que desde sus inicios luchó por salir adelante y demuestra el esfuerzo de quienes dieron su vida para que hoy podamos ser libres.

“Cada vez que a Melissa y a mí nos llamaban por nuestros nombres y decían de Bolivia, me embargaba una profunda emoción. Tuve la oportunidad de mostrar lo que es Bolivia y cambiar la idea errada que tenían muchos de nuestra patria”, expresa, luego de contar que como recuerdo dejó la tricolor pegada en una pared de la casa donde estuvo alojada.

Con los papas Benedicto y Francisco

Rodrigo Saravia Barboza (26) ha viajado en dos oportunidades a participar de las Jornadas Mundiales de la Juventud que se realizaron en Madrid, España (2011) y en Río de Janeiro, Brasil (2013), donde la tricolor flameó delante de los papas Benedicto XVI y Francisco. Además ha estado en cuatro encuentros de jóvenes en diferentes países. A todos sus viajes lleva la bandera boliviana, además de poleras que se asemejan a la rojo, amarillo y verde para intercambiar y regalar a los otros jóvenes.

“La tricolor es nuestro símbolo más representativo. Es con la que más me identifico. Especialmente cuando viajo al exterior me siento eufórico al mostrar que Bolivia está presente en el evento. En el último viaje a Río de Janeiro, no logramos conversar con el papa Francisco, pero estuvimos bastante cerca de él y al vernos con carteles y la bandera nos dio su bendición”, rememora.

Rodrigo menciona que es un símbolo que nos une y que no está de acuerdo que quieran imponer otro símbolo como la whipala, ya que como bolivianos hemos crecido honrando a la rojo, amarillo y verde que es igual a Bolivia y son los colores que tenemos grabados en nuestra mente y corazón. “No hay lógica para que la remplacen. Es como que quieran transformar nuestro himno que es otro emblema que nos identifica y con lo que los bolivianos nos emocionamos”, puntualiza

Un símbolo con mucha historia

Tuvo tres cambios, pero desde 1851 se adoptó la definitiva con los colores rojo, amarillo y verde

La bandera Ayer cumplió 188 años

Un 17 de agosto de 1825, hace ya 188 años, la Asamblea Deliberante instituyó la primera bandera nacional que lució la Patria en su primer año de vida independiente. Así nació la bandera boliviana para dar a conocer la formación de una nueva nación.

Fue izada por vez primera, en Oruro

La bandera fue izada por vez primera en el Faro de Conchupata, en el departamento de Oruro. A lo largo de dos décadas la bandera sufrió modificaciones, pero fue desde 1851 cuando se adoptó la bandera definitiva con los colores rojo, amarillo y verde.

image