Anuncios

Los rodajes más tormentosos de Hollywood

¿Quién dijo que hacer cine era fácil? Siempre surgen imprevistos dentro de la filmación, lo que ocasiona que el rodaje sea aún más tormentoso

Con esta foto, Francis Ford Coppola hizo una alegoría de cómo se sintió al terminar Apocalypse Now

Hacer una película no es nada sencillo, los realizadores se tienen que enfrentar a un sin número de problemas y situaciones fuera de su control: desde encontrar las locaciones perfectas, lidiar con el mal tiempo y encontrar a los actores perfectos, entre otras cosas.

Además cuando todo ya está «resuelto», siempre surgen los imprevistos dentro de la filmación, lo que ocasiona que el rodaje sea aún más tormentoso.

Ninguna cinta queda exenta de algún contratiempo, pero hay algunas que simplemente les «llueve sobre mojado», y muchas veces, el equipo de la película pone en duda si seguir con la filmación o no.

En este contexto la revista Quo, te presenta los rodajes más tormentosos de cintas famosas.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Apocalypse Now. La filmación comenzó en 1977 en Filipinas, y terminó en 1979. En esos dos años, un huracán destruyó los decorados y el director, Coppola, tuvo que poner 30 millones de dólares de su bolsillo para acabar la cinta. Nunca recuperó el dinero.

Las aeronaves del filme eran del dictador Ferdinand Marcos, quien se las llevó varias veces para combatir a la guerrilla que azotaba al país.

Dennis Hopper se pasó abusando de las drogas, su actuación fue tan nefasta que casi todas sus escenas se cortaron.

Marlon Brando pesaba 120 kilos. Parecía un Buda y se le filmó entre tinieblas, para disimular su extrema obesidad.

Martin Sheen recibió la extremaunción al sufrir un infarto; y Coppola gritó: Nadie se muere hasta que diga acción.

La película Cleopatra tardó tres años en estar lista por los caprichos de su estrella.

Liz Taylor cobró un millón de dólares por el papel, pero sus múltiples achaques paralizaron el rodaje durante casi un año.

Joseph L. Mankiewicz se sumó al proyecto porque Liz hizo despedir al director previsto, el veterano Rouben Mamoulian.

Richard Burton tuvo un romance adúltero con Taylor. El escándalo hizo que grupos católicos boicotearan la cinta.

Los decorados se quemaron antes de grabar la escena más espectacular, la entrada triunfal de Cleopatra en Roma.

La puerta del cielo. El director tardó dos años en hacer esta cinta; le salió un western de cinco horas cuyo fracaso hizo quebrar a la United Artists.

Fuente: de10.mx

Anuncios