Activistas interrumpen el acto oficial por el día de los Derechos Humanos

[vid url=http://cd1.eju.tv/videos4/E1312102004.mp4]

Un grupo de activistas en derechos humanos, entre ellos Olga Flores, conocida por su apoyo a los indígenas del Tipnis, interrumpió este martes el acto de celebración de los 65 años de la Declaración del Día Internacional de los Derechos Humanos que se realizó en el auditorio del Banco Central de Bolivia en la ciudad de La Paz.  



Flores eludió la seguridad policial e irrumpió en el auditorio para demandar la imputación formal del exministro de Gobierno y actual embajador de Bolivia en la ONU, Sacha Llorenti, en el juicio contra quienes ordenaron la represión policial de los indígenas del Tipnis en Chaparina el 25 de septiembre del 2011.

La activista, que en días pasados cumplía una huelga de hambre por la misma demanda, increpó en el centro del escenario al representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Bolivia, Denis Racicot, ante la sorpresa de los presentes en el acto, entre ellos militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS).

"Este acto es una farsa. En Bolivia no se respetan los derechos humanos (…). Estamos pidiendo justicia por la represión a los indígenas en Chaparina de la octava marcha, maniataron y golpearon mujeres, niños y hombres, por eso estamos pidiendo justicia y que se procese con la ley a Sacha Llorenti por atentar contra los derechos humanos", dijo en voz alta mientras el público la silbaba pidiendo su salida del escenario.

"Estamos aquí de pie y demostrando una vez más la injusticia y viene acá a hablar los impostores, quienes jamás lucharon por las libertades democráticas. Nosotros estamos acá y a quienes están escuchando sepan que hay que recuperar el espíritu de Nelson Mandela que está en nuestro corazón", dijo a gritos.

Una asistente al evento replicó las críticas señalando que vinieron desde las provincias a escuchar el informe sobre derechos humanos. "por qué no se va usted (…) usted es de la derecha, es agente del imperio" atinaron a decir dos militantes del MAS, en un intento por acallar a Flores.

Presionado por las circunstancias y luego de ser aludido, Racicot intentó explicar la situación. "En este acto las personas pueden expresar su opinión", se limitó en señalar para luego abandonar el auditorio en medio del bochornoso episodio que protagonizaron los militantes del MAS que gritaban, silbaban y pretendían acallar a Flores.

Entre tanto la presidenta de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de La Paz, Teresa Zubieta, descalificó a Flores a quién acuso de ser militante del Movimiento Sin Miedo (MSM).

Se informó que el presidente Evo Morales tenía previsto asistir al acto, sin embargo, decidió suspender su presencia.

Fuente: Red Uno, El Deber.