La Asamblea Departamental y el MAS

Norah Soruco de Salvatierra*SORUCONo cabe duda que el MAS ha trasladado la confrontación política a nuestra Asamblea Departamental; pocas veces genera noticia y cuando lo hace, es sólo como efecto de algún conflicto, como el último, la conformación de ternas para el órgano electoral, responsabilidad, tan reclamada y criticada por ministros como la de Autonomías.Los representantes del MAS sólo usan los micrófonos ante la prensa para atacar por todo y por nada al Gobernador o a alguna de sus Secretarías; para ellos todo está mal y jamás dan noticias positivas, en un mal entendido y exacerbado concepto de oposición y de que así prestan mejor servicio a la dirigencia de su partido, empeñada por su parte en ganarse simpatías en Santa Cruz. No se dan cuenta que con ello, están renegando de la representación que el voto de sus parciales les otorgó para defender los más caros anhelos de Santa Cruz, pero además de manera estéril, porque tampoco producen otras iniciativas y mejores propuestas. Nos preguntamos qué resultados presentarán a sus electores y cómo pretenden llamarse “cruceños” si con sus actos además de mostrar insolencia, encono y mala crianza, de suyo atentan a los temas centrales de interés regional, en una visión miope porque Santa Cruz es el lugar donde viven con su familia, donde al igual que sus pares deben curarse, educarse y procurarse el sustento, en condiciones auspiciosas. Lamentablemente no han dado la talla de representantes departamentales y con ello, están defraudando las expectativas de los nuevos patrones de conducta que se buscaba implantar con la inclusión; vemos los mismos pero agudizados defectos de los comportamientos políticos que criticaban. Pero también, pareciera que los demás asambleístas se han dejado arrastrar a esta continua confrontación, no exenta de fricciones hasta en minucias ridículas, permitiendo que se vea disminuida su presencia y participación con un sentido claro, proactivo y vigoroso, contributivo a la dinámica que se debe imprimir a la región para desarrollarla y crecer.Sean éstos u otros los obstáculos que se encuentran, ya es hora de que la Asamblea Departamental arranque, porque el tiempo y las oportunidades perdidas no se recuperan y la única manera de demostrar que se quiere a Santa Cruz, es representarla bien y trabajar por ella.*Ex Presidenta de la H. Cámara de Diputados