Canciller de Bolivia pide a jóvenes universitarios energía para que Cumbre del G-77 sea un éxito

Santa Cruz, 4 may (ABI).- El canciller boliviano, David Choquehuanca, pidió el domingo a los jóvenes universitarios que participan en la Cumbre Modelo del G77 en Santa Cruz, unir sus energías para que la Cumbre de presidentes y jefes de Estado de ese bloque de la Naciones Unidas, prevista para junio, sea un éxito.

imageLa Cumbre Modelo del G77 fue inaugurada esta mañana en Santa Cruz. Foto: Iván Condori, La Razón.



‘Voy a pedir para que podamos apoyar con nuestras energías a que el encuentro del G-77 de los jefes de Estado sea un éxito, para que podamos alimentar con todas las potencialidades e ideas que tenemos como jóvenes a apoyar a nuestra autoridades juntando nuestras energías para que desde el sur podamos levantarnos’, afirmó en la inauguración de ese foro juvenil, que se realiza en el salón ‘Siriono’ de la Fexpocruz.

    Choquehuanca pidió también mantener las raíces culturales que dejaron ‘los abuelos’ para alimentar la vida de sus pueblos.

    Explicó que en los 500 años de resistencia indígena a la colonización, nativos de las tribus Dakota y Hopis de Estados Unidos, además de los Unas de Colombia, visitaron Tiahuanaco con un mensaje de que en tiempos de crisis emergerán los ‘guerreros del arco iris’.

   ‘Cuando el mundo este al borde del abismo, cuando haya caos en el planeta, cuando haya crisis desde el sur del Continente emergerán vigorosos los guerreros del arco iris para devolver la armonía al planeta’, subrayó.

    A su juicio, los guerreros del arco iris son los jóvenes, que devolverán la belleza a la Madre Tierra.

    En esa línea, consideró que la sabiduría de los pueblos indígenas, que se han mantenido hace siglos enterrados, debe salir para complementar el avance de la ciencia, para vivir bien.

    ‘Estamos en ese proceso porque nuestros saberes han sido enterrados hace quinientos años y recién estamos destapando el código Pachacuti y el código Kantataita (ilumíname), porque necesitamos lideres de luz para la recuperación de los saberes ancestrales’, respaldó.

    El jefe de la diplomacia boliviana destacó la importancia de la energía de todos los pueblos del mundo y pidió a los asistentes a la Cumbre Modelo un ‘jallala’, palabra quechua-aymara que significa esperanza, satisfacción y agradecimiento por la vida.