Concejo aprueba ley de las áreas patrimoniales

La fachada que se salvó de ser demolida en la casona de la avenida San Martín casi Bolívar. - Daniel  James Los Tiempos

La fachada que se salvó de ser demolida en la casona de la avenida San Martín casi Bolívar. – Daniel James Los Tiempos

Después de que tres casonas del centro histórico fueron demolidas en 2014, el Concejo Municipal aprobó ayer la Ley Municipal de Protección del Centro Histórico y Áreas Patrimoniales. El objetivo es conservar las construcciones con valor histórico, arquitectónico y cultural de la ciudad.



El proyectista de la norma, el concejal David Herrada, dijo que la ley amplía el área de protección patrimonial. La misma antes se restringía al centro histórico, en una extensión de 46 manzanas. Sin embargo, ahora se incorpora un “anillo de transición” de 25 manzanas, las cuales limitan con las calles: Lanza, Uruguay, Tumusla y México.

La norma establece que los trabajos de construcción, mantenimiento, modificación, restauración y renovación controlada  en los inmuebles dentro del “anillo de transición” estarán sujetos  a supervisión. Asimismo, estos deberán mantener las rasantes  en su trazo original, fachada y en “ningún caso” podrán sobrepasar las cinco plantas de altura.

La concejal, María Isabel Caero, añadió que la ley también establece la protección de “áreas patrimoniales” que no sean parte del centro histórico ni del anillo de transición. El Centro Simón y Patiño, la Casa Quinta Bickembach y las edificaciones religiosas, entre algunas ingresarán en esta categoría, la cual deberá contar con una reglamentación especial.

La ley también instruye a la Alcaldía remitir un catálogo de inmuebles con valor arquitectónico, histórico o cultural en un plazo de 120 días; además de actualizar el Reglamento General del Centro Histórico y elaborar un Plan de Gestión Patrimonial en 200 días calendario.

Herrada informó que la reglamentación de la norma deberá contener: multas, además, de políticas económicas para incentivar la conservación de las casas patrimoniales al igual que asesoramiento profesional para los propietarios de las casas o casonas con valor patrimonial.

El Ejecutivo municipal dispondrá de 120 días para trabajar en la elaboración y fijar incentivos para la protección del legado arquitectónico de la ciudad durante los próximos años.

Ciudad perdió 110 casonas

Las investigaciones de la decana de la Facultad de Arquitectura y Ciencias del Hábitat de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Patricia Dueri Méndez, revelaron que de 1969 al 2014, 110 edificaciones consideradas con alto valor patrimonial arquitectónico fueron demolidas en la ciudad.

Según Dueri, la pérdida no contempla las infraestructuras demolidas entre 1973 y 1987, cuando en la gestión municipal del alcalde Humberto Coronel Rivas se ejecutó la avenida Ayacucho.

En lo que va del año, tres edificaciones corrieron la misma suerte en las calles  General Achá y Junín, San Martín entre Heroínas y Bolívar y Junín entre Ayacucho y General Achá. Ante ello, un colectivo conformado por estudiantes y docentes de la Facultad de Arquitectura asumieron medidas de presión.

El concejal, David Herrada,  explicó que la falta de autoridad contribuyó a la pérdida de patrimonio arquitectónico. “Los funcionarios de la Alcaldía han sido muy blandos y tolerantes.  Con esta nueva ley todos estamos obligados a cumplir la norma”, dijo.

La ley nacional

La Asamblea Legislativa sancionó el viernes el proyecto de Ley del Patrimonio Cultural Boliviano. El documento no incluyó las modificaciones implementadas por la Cámara de Diputados sobre  la propiedad eclesiástica.

La propuesta fue tratada en el pleno de la Asamblea, debido a que la Cámara de Senadores rechazó los cambios que se consideraron en diputados.

Algunos legisladores manifestaron a la prensa paceña que existen problemas porque la norma desconoce las atribuciones de  algunas instituciones. Uno de los aspectos más debatidos fue el desconocimiento del derecho propietario de la Iglesia que pasa a ser sólo un “custodio”.

Los Tiempos