Exfiscal Soza involucra a hermano del Vice en el caso Rózsa-Terrorismo

DECLARACIÓN ANTE EL CONARE: el exfiscal boliviano, refugiado en Brasil, dijo que “llegó a la convicción de que se trataba de un plan largamente elaborado y cuyo desenlace final le ofrecería al Gobierno (de Evo Morales) la posibilidad de descabezar la oposición política, sobre todo en la región de Santa Cruz”.

Soza involucra a hermano del Vice en el caso Rózsa

imageEN DECLARACIÓN ANTE EL CONARE.

El exfiscal del caso terrorismo, Marcelo Soza. – Apg Agencia



La Paz |ANF.- El exfiscal del caso terrorismo, Marcelo Soza Álvarez, lamentó que el Gobierno que elogió su trabajo y lo defendió públicamente, ahora busque su detención porque no fue “complaciente a las decisiones políticas” del “Gabinete Jurídico”, según consta en la “Declaración al Consejo Nacional del Refugiado (Conare-Brasil)”, presentada el 25 de abril en Brasilia.

“Lo que verdaderamente afectó a fondo la investigación fue que se utilizó ésta para extorsionar y enriquecerse. Luis Norberto Clavijo, Raúl García Linera, Carlos Subirana y otros abogados inescrupulosos se apropiaron en gran parte del proceso para su propio beneficio”, dijo Soza.

En el documento presentado al Conare de Brasil el 25 de abril de 2014, el exfiscal Marcelo Soza Álvarez brindó detalles de cómo fue preparado el operativo al hotel Las Américas y el caso terrorismo, el que investigó durante un poco más de tres años.

En la exposición fundamentada para solicitar refugio político,  y al que tuvo acceso la ANF en Brasilia, narró que “el operativo del hotel Las Américas fue preparado con antelación al atentado en la casa del cardenal Julio Terrazas”.

Precisó que el primer acto de planificación fue la denuncia presentada en La Paz el 14 de abril de 2009 por el Ministerio de Gobierno en contra del grupo irregular en la ciudad de La Paz. Esa misma fecha asegura haber sido designado fiscal del caso terrorismo I.

Informó que curiosamente ese mismo día, Eduardo Rózsa y su grupo que se encontraban alojados en el hotel Asturias, fueron trasladados al hotel Las Américas, mientras de forma paralela los principales organizadores y financiadores huyeron horas antes a Estados Unidos y Uruguay.

Este es el caso de Luis Orlando Justiniano, Humberto Costas hermano del Gobernador de Santa Cruz, Hugo Achá, Alejandro Melgar y Juan Carlos Velarde, en un (presunto) acuerdo previo entre el Gobierno y las logias cruceñas que quedaron libres del proceso, manifestó.

“El operativo se encontraba preparado y parte del equipo del Ministerio de Gobierno estaba alojado en el mismo hotel esperando la llegada del grupo irregular. La coordinación del operativo estaba a cargo de Luis Clavijo, Raúl García Linera (hermano del vicepresidente Álvaro García Linera) y Carlos Núñez del Prado”, manifestó Soza.

Luego escribe: “Para que se diera el operativo era necesario un hecho antijurídico que active la persecución penal. Este hecho fue el atentado a la casa del Cardenal. Éste ocurrió el 15 de abril de 2009 en la madrugada. Finalmente era necesario un marco jurídico que respalde el operativo. Éste fue dado por la denuncia penal que hace el Ministerio de Gobierno en contra del grupo irregular de Eduardo Rózsa y con ello se activa la persecución penal. Cometen un error: el de anticipar su presentación”.

Investigación

Dijo que 24 horas después de presentada la denuncia, se produjo el atentado en la casa del cardenal Terrazas, de lo cual asegura no haber sido informado, más aun si la base de la investigación del caso terrorismo surgió con ese atentado. Soza refiere que inmediatamente el Gobierno envió fuerzas de la Utarc a Santa Cruz para tomar a su cargo el operativo de captura y detención de los integrantes del grupo, supuestamente, autor del atentado.

“Estas contradicciones en el caso del atentado a la casa del Cardenal me llevaron a investigar con mayor insistencia la autoría de este hecho, sin embargo fui conminado a continuar la investigación en nuevos hechos que estratégicamente planeaban Luis Clavijo y Raúl García Linera. En este nivel se definió el nuevo curso estratégico de la investigación (que) se debía dirigir la misma en contra de los posibles financiadores del grupo irregular, éste era el empresariado de Santa Cruz de la Sierra”.

Contradicciones policiales

El exfiscal Marcelo Soza  sostuvo que la madrugada del 16 de abril de 2009 se produjo el operativo al hotel Las Américas en la que caen abatidos por el fuego tres ciudadanos europeos que de acuerdo a los informes de la Utarc y la Policía Boliviana habrían resistido con armas de fuego el operativo-captura.

El exfiscal le dijo a la Conare que el mismo día en horas de la mañana vio una conferencia de prensa del presidente Evo Morales en Venezuela, donde junto a los presidente Hugo Chávez y Raúl Castro, describía un enfrentamiento armado de media hora con un grupo irregular que atentó a la casa del Cardenal y tenía el propósito de un magnicidio.

Dijo que no participó en el secuestro de información, armamento y municiones en el operativo de Cotas, menos en las autopsias que fueron realizadas por médicos forenses enviados desde Sucre por el fiscal general Mario Uribe, a cargo del doctor Tórrez Balanza. “Todos los peritajes e informes me fueron entregados mucho después de estos operativos”, manifestó.

Hizo conocer las contradicciones por el atentado al hotel Las Américas, porque mientras la Policía sostuvo que fue ejecutado por Rózsa utilizando su vehículo, el gerente y empleados del hotel aseguraron que Rozsá y su grupo se encontraban en sus habitaciones esa noche.

Hubo persecución  sin pruebas

Marcelo Soza sostuvo que la mayor parte de los graves errores cometidos en el caso terrorismo son responsabilidad absoluta del Gobierno, que tomó acciones afectando la imagen pública del proceso investigativo, porque la existencia de un grupo irregular, integrado por extranjeros que fueron traídos está comprobado plenamente y las acciones concretas no fueron investigadas.

“Lo que verdaderamente afectó a fondo la investigación fue que se utilizó la misma para extorsionar y enriquecerse. Luis Norberto Clavijo, Raúl García Linera, Carlos Subirana y otros abogados inescrupulosos se apropiaron en gran parte del proceso para su propio beneficio. Era inexplicable para todos el por qué en algunos casos en los que no había pruebas de ningún tipo, la persecución fue inclemente, mientras que en otros casos que verdaderamente tenían vinculaciones no se hizo absolutamente nada. La Policía fue instrumento para amedrentar a la dirigencia cruceña”, dice el documento a la que tuvo acceso ANF.

Sin embargo, sostuvo que no tiene claro el momento en que la Policía decidió infiltrar al grupo a través de Ignacio Villa Vargas, apodado “El Viejo”. Luego “se pudo establecer la presencia del oficial de la Policía Walter Andrade Vargas, presentado como un experto en explosivos entrenado en el MRTA y de nacionalidad peruana, así como también fue infiltrada la dragoneante Marilyn Vargas Villca ‘alias’ Karen quien formó parte del grupo especial de seguridad asignado al Vicepresidente del Estado”, relató Soza que asegura haber entregado fotos y documentos que respaldan este hecho.

PLAN PARA DESCABEZAR A LA OPOSICIÓN

El exfiscal Marcelo Soza recordó que cuando cuestionó al entonces comandante de la Policía, general Víctor Hugo Escóbar por la forma de infiltración, el jefe policial le dijo que el Gobierno tomó la decisión de hacerlo bajo la figura procesal de “Agente Encubierto”, sin tomar en cuenta que esta modalidad sólo está permitida para casos de narcotráfico. El entonces fiscal Uribe le habría dicho que era un asunto de seguridad de Estado.

Dijo que este hecho lo llevó a cuestionar en forma interna el operativo policial de la Utarc en el hotel Las Américas con un “acto de fuerza irracional e innecesaria. Se podían haber evitado las muertes de estas personas y con ellos se hubiera contribuido notablemente a la investigación y se hubieran evitado incluso los atentados que se dieron”.

“No era necesario semejante despliegue de fuerza y violencia estatal”, manifestó.

Aseguró que finalmente “llegó a la convicción de que se trataba de un plan largamente elaborado y cuyo desenlace final le ofrecería al Gobierno la posibilidad de descabezar la oposición política, sobre todo en la región de Santa Cruz”.

En el documento presentado al Conare de Brasil el 25 de abril de 2014, el exfiscal Marcelo Soza Álvarez brindó detalles de cómo fue preparado el operativo al hotel Las Américas y el caso terrorismo, el que investigó durante un poco más de tres años.

Los Tiempos