Hay más oportunidades para personas con capacidades diferentes

Wilma Kohn de Sánchez Presidente de FusindoTengo un especial interés en generar proyectos de integración para personas con capacidades y habilidades diferentes, resaltó Wilma Kohn de Sánchez, presidente de la Fundación Síndrome de Down (Fusindo).

La Protagonista de hoy, está casada con Federico Sánchez y tiene tres hijos: Cecilia, Pablo y José Daniel e incluso ahora tiene dos nietas. Es abogada de profesión y  presidente fundadora de Fusindo, institución que funciona hace más de 21 años, directora de la revista Paso a Paso y miembro activo de varias instituciones de carácter social.



¿Cómo nace fusindo?
W.K.s.: La institución comienza a formarse a partir de un sueño personal y que se hizo realidad con un grupo de padres, familiares y amigos, quienes vieron y sintieron la necesidad de tener un lugar para orientar, apoyar a padres y enseñar a la comunidad sobre el síndrome de Down.

¿Qué tipo de metodología se utiliza para trabajar con los niños y adolescentes?
W.K.s.: Son tres programas los que manejamos: el primero es estimulación temprana donde se trabaja con niños desde su nacimiento hasta que cumplen los cinco años, en este usamos un equipo interdisciplinario compuesto por un fonoaudiólogo, un fisioterapeuta, un psicólogo, un psicopedagogo, un médico y un odontólogo, acá se busca la preintegracion para que los  niños puedan integrarse a la escuela regular. Luego manejamos el programa de escolarización y también los Talleres donde los jóvenes aprenden un oficio para que puedan integrarse en el espacio laboral, entre las áreas que abordan están: panadería, supermercado, cerámica,  trabajos artesanales, jardinería, bisutería y atención en restaurantes de comida rápida.

¿La población cruceña está bien informada acerca del síndrome de down?
w.k.s.: Se ha detectado que la comunidad está comenzando a abrir espacios a las personas con síndrome de Down, y esto se debe a los trabajos de difusión y orientación que se realizan dentro de la Fundación y que llega a la comunidad a través de la revista Paso a Paso y los diferentes medios de comunicación, oral y escrita, que nos brindan su ayuda.

¿Los gobiernos y autoridades ayudan a instituciones como fusindo?
W.K.s.: Lo que se ha visto a través de los años es que tanto el Gobierno departamental de Santa Cruz, el municipio y la comunidad cruceña en general, hacen que instituciones y organizaciones como Fusindo, puedan desarrollar sus objetivos y cumplir de alguna manera las metas trazadas.

¿Los colegios y universidades en bolivia están preparados para brindar una educación a los chicos con síndrome de down??
w.k.s.: En lo que se ha podido evidenciar a través de los años, es que la integración de las personas con síndrome de Down, a los centros educativos y colegios que imparten una educación regular en Santa Cruz no ha sido fácil. Por suerte esta situación, a través de los años ha mejorado bastante y ahora se pueden ver cada vez más unidades educativas y colegios que matriculan a personas con capacidades y habilidades diferentes.

¿Cuántos chicos y jóvenes han pasado por la institución?
w.k.s.: Según los datos que se manejan dentro de nuestra organización son más de 1.000 familias las que han pasado por Fusindo, que llegaron buscando información sobre el síndrome de Down. Muchas de estas personas tuvieron de viajar desde otros departamentos de Bolivia en búsqueda de estos datos, ahora muchos de ellos se han quedado acá y han aprovechado de los diferentes programas que se imparten en Fusindo.

¿Cuál es el número en bolivia de los jóvenes y chicos con síndrome de down, se tiene un porcentaje aproximado?
W.K.s.: Estadísticamente lo que se conoce es que de cada 600 personas nace una con síndrome de Down, según los datos que se manejan.

La panadería es uno de los grandes logros ¿cómo beneficia a los jóvenes y niños de la institución?
W.K.s.: Lo que se busca lograr, a través de la panadería, es que Fusindo se convierta en una institución autosustentable. Este proyecto que se tiene ofrece productos de calidad  y buen precio, que son altamente consumidos.

¿Cómo se imagina a la institución en los próximos 50 años? ¿Cuáles son sus proyectos?
E.G.: Fusindo es un proyecto a largo alcance, que con el tiempo cumple un rol importante dentro de la comunidad. Ahora mientras existan familias que necesiten de esta organización, esta continuará aportando sus conocimientos buscando el bien de las personas que asisten a la misma.

‘Estimulación temprana, escolarización y talleres, son los programas que se manejan’.

Fuente: www.elsol.com.bo