Ministerio de Defensa de Bolivia supo del depósito un año antes de quiebra de banco

El ministerio ordenó dos auditorías en Enabol: en 2008 y en 2012. Enabol depositó en 2006 en el Stanford International Bank 1,63 millones de dólares para ganar más intereses, pero este banco quebró en 2009.

Defensa supo del depósito un año antes de quiebra de banco

image

Archivo digital. Edificio del quebrado Stanford International Bank.



Página Siete / La Paz

El Ministerio de Defensa conoció  en 2008 que la Empresa Naviera Boliviana (Enabol)  depositó 1,6 millones de dólares en el Stanford International Bank, un año antes de que esta entidad bancaria entre en bancarrota.

«De acuerdo a los antecedentes que cursan en los archivos del Ministerio de Defensa  (se) tomó conocimiento de esos depósitos el año 2008”, manifestó ese despacho en respuesta a las consultas de Página Siete.

El Ministerio de Defensa, que tiene tuición sobre la Enabol, ordenó una auditoría sobre ese depósito en 2009, el año  que el Stanford  (con sede en Antigua Barbudas) quebró. Hasta ahora la empresa estatal no pudo recuperar ni un centavo de ese dinero.

De acuerdo al informe del Ministerio de Defensa, la primera auditoría identificó «responsabilidades administrativas”  y una segunda auditoría de 2012 se realizó para «determinar las responsabilidades por el daño económico al Estado”.

En 2006, la Enabol depositó en una cuenta a plazo fijo 1,2 millones de euros, equivalentes a 1,63 millones de dólares (recursos del Estado) en un banco internacional, presuntamente porque los intereses eran más altos.

Para el Ministerio de Defensa  se trata de un caso de «malversación” de recursos económicos  porque «los depósitos deben hacerse en cuentas fiscales y no en bancos fuera del país”.  En 2006, cuando se realizó la gestión para el depósito de los recursos, el gerente general de la empresa estatal era el capitán de navío Enzo Confessori. Cuando quebró la entidad bancaria, al frente de la empresa se encontraba el almirante Freddy Ballesteros.

Ocho años después de ese depósito  recién se conoció este segundo escándalo económico de la empresa naviera boliviana.

Enabol también está involucrada en la irregular compra de 16 barcazas y dos empujadores, por casi 30 millones de dólares, dinero que está a punto de ser perdido. Enabol pagó por estos bienes por adelantado y al contado, y hasta la fecha ninguno de ellos llegó al país.

También Enabol pagó por concepto de transporte de las barcazas y empujadores -alrededor de tres millones de dólares-, pero no fue transportado nada.

Economista cuestiona depósitos fuera del país

Un economista y un senador del MAS advirtieron que ninguna institución  del Estado, como es el caso de la Empresa Naviera Boliviana (Enabol), puede realizar depósitos de recursos públicos en bancos extranjeros.

El exsuperintendente de Empresas y economista Rolando Morales se mostró sorprendido sobre este hecho.

«No puede ser que una institución del sector público haga depósitos fuera de Bolivia… sólo el BCB puede hacer depósitos fuera del país”, afirmó; a no ser que exista una norma expresa para las Fuerzas Armadas en este sentido, comentó  Morales.

El senador David Sánchez (MAS) manifestó que no está permitido que las instituciones del Estado, a pesar de ser autárquicas, puedan hacer depósitos fuera del país.

«Como cuentas fiscales, sólo se puede manejar a nivel de las finanzas nacionales y con el Banco Central de Bolivia (BCB), pero nunca se podría hacer con los bancos de fuera”, manifestó el legislador Sánchez.

Afirmó que era necesario conocer a profundidad la constitución de la Enabol, aunque en términos generales ninguna empresa autárquica tiene la posibilidad de hacer esos depósitos, más allá de pretender un rédito económico mayor.

El Ministerio de Defensa realizó dos auditorías.

Una en el año 2009 y otra en 2012  para identificar responsabilidades y el daño económico, porque hasta ahora (ocho años) esos 1,63 millones de dólares están perdidos.