Sánchez Berzaín: “Evo tiene temor a una oposición unida”

EXMINISTRO DE GONI. El exministro de la Presidencia, Carlos Sánchez Berzaín, negó las afirmaciones hechas por el ministro de Gobierno Carlos Romero, que lo sindicó de ser el jefe de campaña de la oposición y de dar instructivas desde EEUU. «Yo no instruyo a nadie; el Gobierno quiere que la oposición vaya dividida a las elecciones», indicó Sánchez Berzaín.

imageEL DEBER, Santa Cruz

El exhombre fuerte del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) vive en EEUU.



El exministro de la Presidencia Carlos Sánchez Berzaín, que ejerció este cargo durante el segundo gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, habló con EL DEBER y respondió a las declaraciones emitidas este lunes por el actual ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien afirmó que el otrora hombre fuerte del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) articula a la oposición desde EEUU.

Romero sostuvo que Sánchez Berzaín es el jefe de campaña de los líderes opositores y que  la intención de unificar proyectos políticos de parte de estos es una evidencia de que se están ejecutando sus instrucciones.

– El ministro de Gobierno, Carlos Romero; el viceministro, Alfredo Rada; y el presidente del Senado, Eugenio Rojas, en sintonía «denunciaron» que la derecha (los candidatos de la oposición) se están articulando por un mandato que viene desde EEUU, de Sánchez Berzaín, ¿por qué insiste tanto el Gobierno o es acaso cierto?.

Los funcionarios mencionados están siguiendo la línea comunicacional instruida por los estrategas cubanos.  Esas declaraciones son la prueba de que en Bolivia no hay libertad política y se pretende presentar la unidad de la oposición como delito.  Tales declaraciones son el ejercicio descarado de un acto más de la dictadura instalada en el país.

En mi libro La dictadura del siglo XXI en Bolivia, presentado en la Feria Internacional del Libro de Miami el año pasado, luego de demostrar que ya no hay democracia en Bolivia, hago cinco propuestas de cómo recuperar la democracia, y una de ellas es la «imprescindible unidad de la oposición». Evo Morales y su Gobierno han confiscado y censurado el libro porque tienen miedo a la verdad.

Evo tiene temor a que con una oposición unida se vea forzado a realizar elecciones limpias en las que, sin duda, pierde.  No hay posibilidad de elecciones democráticas en Bolivia mientras haya exiliados, presos y perseguidos políticos. Importantes líderes que son potenciales candidatos están presos o han tenido que salir fuera del país.  La oposición en Bolivia está amenazada, limitada y es permitida en cuanto resulta «funcional»  a la dictadura de Morales.

El líder cocalero controla todos los poderes del Estado, hace las leyes a su conveniencia, las manda aplicar como quiere, tiene bajo control castrista la identificación de los bolivianos, viola la libertad de prensa, ha criminalizado la política y judicializado la represión.

La unidad que propongo en mi libro es para recuperar la democracia, no es una unidad ideológica ni de programa electoral, es de restauración democrática, para reponer las condiciones de democracia.  Esas no son instrucciones, son reflexiones sobre política frente al oprobio de las dictaduras que hoy controlan Bolivia, Cuba, Venezuela, Ecuador y Nicaragua.

-¿Usted instruye a los opositores?

Yo no instruyo ni a los opositores ni a nadie, muestro la realidad objetiva y defiendo la libertad y la democracia.

El Gobierno insiste en estas falsas acusaciones porque quiere asustar a lo poco de oposición que queda en Bolivia para obligarla a ir dividida a la comedia que está montando para el 12 de octubre. Las elecciones de este año son la crónica de un fraude anunciado que tratará de presentar a Evo como un gobernante democráticamente elegido, cuando en verdad es un dictador que se prorroga indefinidamente en el poder violando su propia Constitución.

No es un tema de derechas e izquierdas, porque en este Estado Evo es el más derechista de los políticos.  El asunto es entre democracia y dictadura.

-¿Se comunica usted con Samuel Doria Medina, Rubén Costas o Juan del Granado?

No tengo comunicación con ninguno de los tres candidatos, pero en democracia el hecho de que los ciudadanos o los opositores hablen entre sí no tendría por qué ser un delito o motivo de acusación o preocupación del Gobierno. Esto prueba la inexistencia de la democracia.  La dictadura tiene miedo viendo lo que pasa en Venezuela y está tratando de alinear a los líderes mencionados.

La oposición rechaza las acusaciones del Gobierno

Gobierno los sindica de aplicar receta de Sánchez Berzaín. Campaña. Romero y Rada acusaron a Samuel, Juan y Rubén de servir a USA.

image

EL DÍA

Ref. Fotografia: Sindicaciones. El ministro Carlos Romero muestra un video de Sánchez Berzaín que lo acusa de aglutinar a la oposición.

En una inusual conferencia de prensa simultánea, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, arremetieron contra los principales líderes de la oposición.  Acusaron a Samuel Doria Medina, del Frente Amplio (FA); Juan del Granado, del Movimiento Sin Miedo (MSM); y Rubén Costas, del Movimiento Demócrata Social (MDS, de aplicar la receta del exministro Carlos Sánchez Berzaín al pretender una alianza.

La oposición coincidió que el Gobierno entró en pánico y optó por la guerra sucia.

Líneas estratégicas. El viceministro Rada afirmó que el exministro de Gonzalo Sánchez de Lozada, en su libro “La Dictadura del Siglo XXI en Bolivia”, esbozó cinco líneas estratégicas que deberían emplear la oposición en contra del Gobierno Evo Morales, mismas que deberían seguir Del Granado, Doria Medina y Costas.Con el mismo contenido, Romero ofreció su conferencia en una transmisión en vivo.

“Las recomendaciones son: llamar las cosas por su nombre, la imprescindible unidad de la oposición, recuperar la capacidad de denuncia, despertar la solidaridad de las democracias del mundo y recordar que en Bolivia se perdió la democracia”, citó Rada.

Acotó  que no es extraño que  “un privatizador, un capitalizador y un separatista vayan encontrando coincidencias en el camino”.

Guerra sucia. El portavoz del MSM, Edwin Herrera, dijo que las declaraciones del Gobierno no son otra cosa que la preocupación por una posible alianza de la oposición ante la caída en la intención de votos del Movimiento al Socialismo (MAS) y la imagen de Evo Morales.

«Este desmoronamiento de Evo invencible es lo que está llevando al Gobierno a un pánico», afirmó. Indicó que en las próximas semanas  se verá una guerra sucia, terrorismo mediático, agudización del autoritarismo y de la prebendalización, la compra de dirigentes para granjearse la ayuda para el MAS.

Herrera dijo que al MSM le tiene sin cuidado lo que diga Sánchez Berzaín, porque se trata de un personaje  cuestionado y con cuentas ante la justicia por las masacres de febrero y octubre de 2013 en el país, cuando fungía como Ministro de Defensa.

Por su parte, la diputada de Unidad Nacional (UN), Elizabeth Reyes, aseguró que los ataques del Gobierno muestran un pánico anticipado ante la unidad de la oposición, por lo que el MAS optará por el desprestigio como único camino.

‘El Zorro’ niega vínculos. Por su parte,  Sánchez Berzaín negó ser el autor intelectual de una posible unidad de la oposición  en Bolivia, tal como lo denunció el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

«El MAS no tiene ninguna otra forma de desenvolvimiento democrático que no sea una guerra sucia, se lo ha comprobado una y otra vez», aseveró el exministro de Defensa de Goni.

¿Reacción ante caída de popularidad? Mientras que el gobernador cruceño, Rubén Costas, señaló que con esas acciones Romero y Rada «tratan de echar basura y desinformar a la gente».

Indicó que la realidad es que el MAS sabe que cayó la popularidad del presidente Evo Morales.

Pidió a Romero que en lugar de estar haciendo campaña con acusaciones contra los opositores, se preocupe de la Seguridad Ciudadana, que esa es su verdadera función como ministro de Estado.

FA

Samuel dice que el MAS está desesperado

Opositor. El jefe político de Unidad Nacional (UN) y candidato de Frente Amplio (FA), Samuel Doria Medina, afirmó que los ataques del MAS son por desesperación.

Esto porque las últimas encuestas reflejan que el MAS cuenta solo con el 38% de la aceptación de la gente.

En tanto que el restante 62% de la población busca una alternativa de gobierno, frente al proyecto hegemónico del Movimiento Al Socialismo (MAS). «Eso les tiene preocupados. Sabemos que este gobierno está sumido en los escándalos de corrupción del vicepresidente (Álvaro García) y sus familiares en BoA, además de otros hechos», sostuvo./ANF