Una sociedad educada es libre

Lavive Guardia Yañez*

l.php Porque esta vida esta llena de pruebas, unas más difíciles que otras, a veces creemos que no nos vamos a levantar más, pero solo basta tener fe y amor propio para sacudirte y demostrarte a ti misma que con voluntad todo se puede, hasta lograr cambiar el mundo.

Lo primero que hay que hacer está en la casa: enseñar principios, ética y moral, porque esa es la base del éxito. Hay que tener perseverancia y lo más importante, educación, porque un pueblo educado llega lejos. No necesitamos tener toda la plata del mundo, solo con tener voluntad y ser honrados se puede llegar hasta el cielo.

Lamentablemente, la gente ha ensuciado la palabra política. Política tiene un significado hermoso porque es una rama de la moral que se ocupa de la actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por hombres libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva. Es un quehacer ordenado al bien común, es buscar el bien común, algo que ahora no entienden y buscan el bienestar económico de sus propios bolsillos.

La ambición es tan grande que han caído a venderse, vender sus principios, han llegado a mentir al pueblo, a hacer falsas promesas para solo enriquecer su ego. Eso no es lo que hace un buen representante. Cuando la persona asume su cargo es para dejar a un lado sus intereses y luchar por los de su pueblo en general, luchar por todos, ver por el bienestar de cada uno. Pero no toda la culpa es de los políticos, también gran parte radica en los ciudadanos. Qué fácil es criticar desde tu casa mientras no haces nada por cambiar, que fácil es insultar, decir que no sirven para nada, pero ¿te has puesto a pensar qué es lo que vos hacés por tu país? ¿Contribuís con alguna cosa? Dicen que el que esté libre de pecados lance la primera piedra.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Es fácil juzgar, señalar con el dedo mientras vos no hacés nada; difícil es levantarte y empezar a construir algo bueno por tu país, luchar por el bienestar. Pues, mis respetos a los que lo hacen con sinceridad, yo todavía creo que existe una parte de la política blanca, aunque hay mucha política negra, pero mientras haya una persona con amor a su patria es suficiente para que creamos en el cambio.

No enseñen a sus hijos a ser corruptos, ni a odiar a la política y a los que la ejercen, ni a criticar; enseñen a luchar, a tener ética, moral, a no poner el dinero delante de todo porque el dinero viene y va. Pero ¿se han puesto a pensar qué hermoso es ver a esas personas que no tienen el pan de cada día, sonreír por una ilusión, por la esperanza que mañana será mejor?

¿Te has puesto a pensar lo hermoso que es recibir un gracias de gente humilde, sincera, que de verdad tiene fe? Ese amor que da tu pueblo cuando haces las cosas de forma honesta y das lo que prometes sin robar un solo centavo, eso es lo más hermoso, estar libre de remordimientos y hacer las cosas por amor a tu pueblo, no por dinero. No nos cansemos de luchar, enseñen a sus hijos todos los valores para que no caigan bajo y el país sea mejor.

Dejen de criticar y levántense, hagan algo por ustedes y por los demás, criticando no van a lograr nada. Dicen que la juventud es la esperanza, pues entonces den un buen ejemplo de lo que es luchar con sinceridad y sin robar. Fortalezcan la educación en Bolivia, que haya ética, para que los jóvenes no tengamos necesidad de partir lejos de nuestros hogares y las familias no se destruyan porque son el pilar de la sociedad.

*Estudiante