Helga Prinz: ‘Nací vieja y muy creativa’

Exitosa. Experta en diseño de interiores se destaca como una de las mejores profesionales.ArquiEGISDesde pequeña la creatividad de Helga Prinz se dejó fluir y ahora la reparte entre su carpintería y el proyecto en curso, que no le faltan. Recientemente acaba de concluir su trabajo en la Expocasa 2014. Experta en Decoración de Interiores con una especialidad en Carpintería Industrial, actualmente es una referencia en su ámbito profesional. Empezó a trabajar, aunque no lo necesitaba, desde los 17 años. «Fue en la tienda de la madre de mi mejor amiga», recuerda la elegante rubia, que refleja seguridad, felicidad, coraje y mucha personalidad.

Un profesión bien querida. Siempre decidida y clara en sus ideas, nunca hubo alguna razón que la haya desanimado a seguir con su carrera. Más aún, cada día se da cuenta de que su profesión la apasiona cada vez más. «Creo que nací vieja, siempre fui muy responsable en el tema laboral», cuenta. Cada día y con cada proyecto, ella «evoluciona». Aunque no tiene un estilo definido, sus trabajos siempre se mantienen entre lo clásico y lo moderno.

Enamorada de la vida, le indigna la mentira y el sufrimiento de los niños. Una creyente férrea de Dios, tiene a sus hijas: Renata y María Eduarda Rodríguez, como lo más importante en su vida. «Soy muy bendecida, todo el tiempo estoy feliz, estoy muy agradecida», cuenta Prinz, que desde las 8:00 a.m. se encuentra firme en su carpintería para crear sus sorprendentes diseños. Helga, que llega a los 34 años con una hoja de vida llena de éxitos, odia la mentira y la injusticia. «No me gusta la gente que miente y es deshonesta», manifiesta y rápidamente agrega que otra cosa que le duele son los «niños que sufren».



La fe para triunfar. Sentada entre madera y aserrín, la realizada decoradora se declara muy sensible y confiesa que para triunfar solo se necesita desprenderse del miedo, tener ganas de hacer lo que quieran, creérsela y lo más importante, tener fe en uno mismo. Ella, que se inspira es su creatividad, sueña con tener un tienda enorme y una fábrica grande. Cuando la cuestionamos sobre su debilidad, responde sorpresivamente, la comida. Una verdad difícil de creer por su esbelta figura.

Fuente: www.eldia.com.bo