Lo importante es impedir los dos tercios

Susana Seleme Antelo

susana s 1.- La promesa de no confrontación quedó en nada y los insultos y acusaciones se convierten en el arma preferida de la campaña. ¿Cómo observa este panorama y hasta dónde puede llegar?

Conociendo al régimen, y al tenor de la tan manida muletilla “hasta las últimas consecuencias” las acusaciones del oficialismo no tendrán límites. Son ellos los que insultan mientras la oposición denuncia sus tropelías. Nunca creí en la “no confrontación” y ahora se confirma que fue un anzuelo, o un gazapo para ingenuos, cuya duración fue menor que un alfeñique en la puerta de un colegio. La anunciada “reconciliación” fue otro embuste del jefe del régimen Evo Morales.



2.- Suman y siguen las acusaciones de corrupción que apuntan a Álvaro García Linera ¿Puede afectarle a la campaña del MAS?

El Vicepresidente es más vulnerable a las acusaciones de corrupción, porque son muy personales y apuntan a uso de influencias en beneficio, aparentemente, de familiares, pero que también pueden ser propios, como el caso de Toyosa y otras de las que se habla. Evo Morales, en cambio, parece blindado porque las acusaciones son a la forma dispendiosa y oscura en compra de bienes para el Estado, sin licitación, como en el manejo de los dineros públicos y, en general, a la usencia de transparencia y cero rendición de cuentas en 9 años de mandato. El problema es cuánto cree la población en esas acusaciones, es decir, el universo cautivo que tienen sobre todo Morales, mucho más que el Vice, tanto más agresivo, cuanto más se lo sindica. En los hechos cada vez se parece más al “último jacobino” que dijo que quería ser.

3.- En opinión de un analista, el uso de los medios estatales en campaña, la parcialización del Tribunal Constitucional, la propaganda y otros aspectos llegan a un extremo que ni siquiera se ha visto en Venezuela o Libia, por citar casos extremos de manipulación. ¿Está de acuerdo?

Mire, los ejemplos que menciona son alarmantes, pero allí nunca se jactaron de ser respetuosos de la democracia, como se la concibe en la mayoría de los países de occidente. Aquí en cambio, bajo el rótulo de democracia comunitaria, socialista y la revolución del siglo XXI, tenemos la subordinación no solo del Tribunal Constitucional, sino del poder Judicial, del Legislativo y del Órgano Electoral, amén de todos los aparatos del Estado. Una verdadera democracia no necesita adjetivos, pues por definición representa independencia de poderes en un Estado de Derecho, y respeto a todos los Derechos Humanos. La propaganda trasciende este período electoral, lo mismo que el uso de medios estatales y privados con propaganda encubierta a favor Evo Morales. Es una prueba más de que utilizan todos los medios para su reproducción en el poder.

4.- ¿Qué opina de la propuesta de Doria Medina sobre los hidrocarburos y las petroleras ¿exceso de franqueza, lapsus o metida de pata?

En un país con cultura democrática, esa propuesta debió haber sido un tema de insoslayable debate, frente a la torpeza del régimen de no haber propiciado en 9 años nuevas exploraciones-explotaciones de hidrocarburos. Nada se ha hecho para mitigar la dependencia de una materia prima no renovable, que se vende a Argentina y Brasil sin valor agregado, incumpliendo una promesa electoral que Morales hizo en 2005: su industrialización. No creo que hubiera sido un lapsus de Samuel, aunque sí una franqueza digna de tomar en cuenta porque es de importancia estratégica: las reservas de gas disminuyen y no hay pozos nuevos para reponerlas. Y para que las empresas petroleras acepten a explorar y explotar nuevos -lo que cuesta muchos millones de dólares y puede no tener buenos resultados- deberán tener un incentivo por el riesgo que implica. El incentivo consistiría en que reciban 50% de las utilidades por los nuevos pozos y no solo 34% que es lo que reciben ahora por los antiguos. No es como dice el gobierno que Samuel va a privatizar el gas, y aunque lo aclaró y sigue aclarándolo, le ha dado pie al gobierno para atacarlo sin media ni clemencia.

5.- Tuto Quiroga parece un candidato en crecimiento, es desafiante y agresivo. ¿Cómo lo ve?

Sí, es un candidato que tomó cuerpo a última hora, aunque ya había anunciado sus intenciones hace mucho más tiempo que el inicio de campaña. Ha tomado impulso y ha crecido muy por encima de cualquier vaticino, como el de la última encuesta de Empresas Mori, que le daba muy baja intención de voto: 4%. No me cabe la menor duda que superará esa cifra. Su estilo desafiante le proporciona cada vez mayores adeptos. Personalmente creo, recordando a Confucio, que “no importa el color del gato, sino que cace ratones”. Y en ese sentido, lo primordial es que la oposición política impida que el binomio oficialista saque dos tercios de votos en el Congreso.

El Día – Santa Cruz