Moody’s alerta sobre riesgos normativos para la banca en Bolivia

La proyección es para los próximos 12 o 18 meses. Ejecutivos de tres bancos del país subrayan que lo que cambió fue la perspectiva y no la calificación del sistema, que goza de buena salud.

imageEL DEBER

La calificadora de riesgo Moody’s alerta sobre los riesgos de la aplicación de la normativa bancaria de Bolivia para las 14 entidades de intermediación financiera (múltiples y pymes).



En su reporte publicado el 7 de agosto, refleja que el panorama que ve para los próximos 12 o 18 meses ha cambiado para el sistema bancario boliviano, de estable a negativo.

Lo que Moody’s observa es que se reflejará el aumento de los riesgos para la rentabilidad, la calidad de activos y de capital derivados de las nuevas políticas implementadas por el Gobierno, incluyendo la Ley de Servicios Financieros.

“A largo plazo, estos desafíos pueden contrarrestar muchos de los beneficios asociados a las favorables condiciones económicas de Bolivia”, señala el documento.

También se hace referencia a que la normativa establece límites a las tasas de préstamo y crea reglas que limitarán los ingresos por comisiones.

Otro aspecto que se hace notar, como un indicador de alerta, es el hecho de que del 100% de su cartera de créditos, en un quinquenio, los bancos deben destinar el 60% al sector productivo y a vivienda social.

Estas regulaciones, en criterio de Moody’s, reducirán las ganancias de los bancos por la contracción de los márgenes de interés, y pueden conducir a una disminución de la calidad de los activos.

Al respecto, ejecutivos de los bancos Ganadero, Nacional de Bolivia y Bisa subrayaron que no se redujo la calificación, pues la banca goza de buena salud económica, sino que es un cambio de perspectiva y una alerta al sector regulador a la hora de aplicar la normativa.

El gerente nacional de finanzas del Banco Ganadero, Adolfo Guzmán, precisó que Moody’s alerta que a futuro puede suceder que se produzca una reducción de la rentabilidad de los bancos producto de las tasas de interés impuestas para el crédito productivo y de vivienda social.

Otro aspecto medular que hizo notar es que el sistema bancario tiene el ‘techo soberano’ con una calificación BB que representa que Bolivia tiene muy buenas perspectivas.

Remarcó que el sistema financiero boliviano y sus datos macroeconómicos, en mayo de 2014, permitieron que la calificadora Standard & Poor’s suba sus calificaciones soberanas de largo plazo en moneda local y extranjera de Bolivia a ‘BB’ desde ‘BB-’, y confirmó la calificación de corto plazo en ‘B’.

Por su lado, el gerente general del Banco Bisa, Tomás Barrios, y el vicepresidente ejecutivo del Banco Nacional de Bolivia, Pablo Bedoya, coincidieron con Guzmán al señalar que se trata de un supuesto de Moody’s. No obstante, indicaron que los decretos que fijan las tasas de interés para los créditos impactarán en el sector.

Asoban y ASFI ven solidez

El informe a junio de Asoban y de la ASFI destacan los buenos indicadores del sistema tanto en cartera de créditos, en los depósitos y en la baja mora.

Bedoya, que fue titular de Asoban, dijo que Bolivia tiene un sistema financiero muy sólido y con elevadas previsiones.