Sargentos enviados a Yungas vuelven a La Paz, según De la Cruz

[vid url=http://cd1.eju.tv/video/1406/PB1408110740.mp4]

Los seis sargentos de la Fuerza Aérea  Boliviana (FAB), entre ellos una mujer, que fueron cambiados de destino supuestamente como sanción por haber gritado un insulto contra el presidente Evo Morales, retornaron el viernes a la ciudad de La Paz para retomar sus anteriores funciones, informó el asambleísta departamental Roberto de la Cruz, según Erbol Digital.

Los seis militares habían sido destinados al puesto militar que tiene la FAB en Santa Ana de Huachi, cerca de la población de Caranavi, en los Yungas de La Paz.
"Gracias a la denuncia pública en los medios de comunicación, aparecieron y retornaron los seis sargentos que estaban aislados de sus cuarteles, de sus fuentes de trabajo. Hemos tomado contacto con sus familiares y resulta que ahora están más amenazados que nunca, los jefes militares les han prohibido tener contacto con los medios de comunicación, les han prohibido particularmente tener contacto con Roberto de la Cruz”, declaró el asambleísta.



La autoridad aseguró que el cambio de destino de los sargentos fue una sanción porque estarían involucrados en el incidente que se registró hace dos semanas en instalaciones de la FAB de la ciudad de El Alto, cuando el Primer Mandatario salía de ese lugar y se escuchó el grito "Evo cabrón”.
"Está reconfirmado. Creo que han intentado desmentir diciendo que esto es político, yo les pido que no mientan al pueblo, está bien que con sus amenazas intenten callar a los suboficiales y sargentos, pero al pueblo y a las autoridades no nos van a callar”, señaló De la Cruz.

Página Siete se contactó con el director de comunicación de la FAB, Julio Rojas, quien manifestó que desconoce si los sargentos regresaron o no a La Paz. "Fueron destinados por una necesidad del servicio, no como una sanción. Desconozco dónde se encuentran al momento”.

Fuente: Red Uno, Página Siete