Syler cuenta cómo es vivir “vigilado” por las cámaras

El boliviano Bentley Syler es uno de los  participantes del reality de UFC The Ultimate Figther Latinoamérica, que se verá desde el sábado, a las 22:00, por Red Uno

syler

Durante seis semanas, Bentley Syler (31) comió, respiró y vivió por las artes marciales mixtas. Y es que el cruceño es uno de los participantes de la primera versión hispana del reality de UFC The  Ultimate Fighter, que se verá a partir del sábado 23 de agosto, a las 22:00, por Red Uno. 



El programa fue grabado del 12 de mayo al 20 de junio en una mansión en Las Vegas (EEUU), donde Syler y sus 15 compañeros fueron vigilados las 24 horas por 36 cámaras y 32 micrófonos. “Nos seguían en todo momento. Las dos primeras semanas me sentí incómodo, porque te filman cuando despertás, mientras te lavás los dientes y hacés tu rutina diaria… pero después me acostumbré, al punto que ni siquiera notaba las cámaras”, cuenta el peleador. 

Vivir en la TV

En el reality, los luchadores de México, Bolivia, Argentina, Chile, Ecuador, Panamá, Colombia y Nicaragua se dividieron en dos equipos de ocho personas cada uno. Caín Velásquez lideró el equipo de los mexicanos, mientras que Fabricio Werdum fue el ‘coach’ del resto. “Entrenábamos dos veces al día, peleábamos entre nosotros y nos íbamos eliminando. El latinoamericano tiene un corazón de guerrero sorprendente”, dice Syler y revela que durante la convivencia se dieron algunos problemas en el grupo, sobre todo respecto a la limpieza y al orden de la casa en la que convivían. 

Los luchadores no tenían celulares, radios ni televisores, no podían escuchar música o leer libros o revistas. Para que distraigan su mente y pasen su tiempo libre, la UFC colocó una mesa de ping pong, una piscina y un yacuzi en la mansión, e incluso dejó un bar completamente equipado a disposición de los deportistas. “Fue muy duro no poder comunicarme con mi familia durante ese tiempo, pero aprendí mucho. Estamos acostumbrados a vivir en un mundo acelerado, en el que estás conectado con todos y en todo momento, así que el reality me dio tiempo para mí mismo”, indica Syler. 

Mantener el secreto

El boliviano sabe quiénes participarán de la gran final del programa, que será el 15 de noviembre en Ciudad de México, pero no puede revelarlo pues firmó un contrato de confidencialidad. “La UFC es una empresa fantástica. Nunca me sentí tan valorado como cuando estuve con ellos y eso me hace serles fiel”, dice. El premio para el ganador del reality es un contrato con UFC por $us 100.000. 

Según el luchador, que absorbió la técnica y la confianza personal de Werdum, la gente podrá ver su determinación y su amor por Bolivia en el programa, que se emitirá durante 12 semanas. The Ultimate Fighter Latinoamérica también se verá en Argentina, Paraguay, Uruguay, Panamá, Colombia, Nicaragua, México y Chile  

Fuente: www.eldeber.com.bo