UD exige al TSE el cese de la campaña ilegal y corrupta del gobierno contra Doria Medina

En la audiencia desarrollada en La Paz, Samuel y Ernesto conminaron al TSE que actúe de manera inmediata para poner fin a la guerra sucia que inició el partido de Evo Morales a través de spots televisivos que violan la Ley Electoral boliviana.

Samuel y Ernesto exigen al TSE el cese de la campaña ilegal y corrupta del gobierno

imageErnesto Suárez y Samuel Doria Medina en una anterior visita al Tribunal Supremo Electoral en La Paz para el Registro. Foto archivo La Razón.

La Paz, Oxígeno.- El binomio de Unidad Demócrata, Samuel Doria Medina y Ernesto Suárez, se presentó ayer ante la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para exigirle personalmente el cese inmediato de la campaña “ilegal y corrupta del Gobierno” y del partido político MAS en contra del candidato opositor “mejor posicionado en las encuestas”, Samuel Doria Medina.



En la audiencia desarrollada en La Paz, Samuel y Ernesto conminaron al TSE que actúe de manera inmediata para poner fin a la guerra sucia que inició el MAS a través de spots televisivos que violan todas las prohibiciones de la Ley Electoral, según una nota de prensa.

El TSE recibió a Samuel y Ernesto, luego de que UD formalizara un total de 22 denuncias por distintos hechos irregulares que, llamativamente, hasta ahora no han sido tomados en cuenta por los vocales electorales.

A las faltas y delitos electorales que está cometiendo el Gobierno y el MAS, como organización política, se suma el hecho inédito en la historia de Bolivia de que un partido oficialista ataque a un candidato opositor, a pesar de que la normativa prohíbe taxativamente una acción de esa naturaleza.

Nunca antes en la historia del país, el Estado, a través del Ministerio de Comunicación, pagó y difundió propaganda electoral negativa, con recursos de los contribuyentes, para beneficio de un candidato —en este caso del presidente Evo Morales— y en detrimento de otro en particular —de Samuel Doria Medina— sin que el órgano electoral hiciera absolutamente nada para remediarlo.

Esta semana, el vicepresidente Álvaro García Linera no perdió la oportunidad de criticar al opositor Doria Medina.

Samuel y Ernesto, entre otros delitos electorales, mencionaron el de uso indebido de bienes y recursos del Estado, pasando por el uso y abuso de bienes para beneficio del partido del Gobierno, hasta la utilización de niños y de símbolos patrios en la campaña proselitista del oficialismo.