Una colegiala es víctima de otro feminicidio en Cochabamba

Jazmín Araca Rodríguez, en un afiche de búsqueda.

Jazmín Araca Rodríguez (17), una estudiante que estaba desaparecida desde el 4 de agosto, fue hallada sin vida el jueves 7, en medio de unos matorrales en Tolata, a 150 metros del cuartel militar. En una mano tenía una carta que ella había escrito para su enamorado que actualmente cumple su servicio militar obligatorio en la frontera con Paraguay y sobre su pecho había otra carta que le había enviado su novio, en respuesta a la primera misiva.



La adolescente fue estrangulada con su corbata de colegio. Su mochila con sus materiales y documentos estaban cerca del cadáver. Jazmín Araca Rodríguez fue vista por última vez el 4 de agosto a las 7:30 de la mañana por su familia. Ella salió de su casa en Alto San Isidro, un barrio del kilómetro 4 de la avenida Petrolera, para ir a su colegio. Sin embargo, ella nunca llegó a la unidad educativa. Unas compañeras suyas la habrían visto conversando con un hombre de 27 años que la acosaba constantemente para que acepte ser su enamorada. Tres días después fue hallada muerta en medio de matorrales. 

Ayer en la tarde se efectuó la autopsia a los restos de la menor y se confirmó que la causa de su muerte fue el estrangulamiento, aunque también tenía hematomas y signos de violencia en el cuerpo. Investigadores de la FELCC de Cliza y de Cochabamba se hicieron cargo de las pesquisas en este caso, aunque ayer en la FELCC de la ciudad no quisieron dar ninguna información al respecto.

Fuente: Opinión