4 razones por las que tus pechos te duelen

4-razones-por-las-que-tus-pechos-te-duelen-1El dolor de pechos es con certeza una de las aflicciones más incómodas que existen. Pero, es más frecuente de lo que imaginas. Así que antes de darle rienda suelta a tus pensamientos fatalistas y disparatados, siéntate cómoda e infórmate con nosotras sobre las causas más comunes de este dolor.

#1 Dolor cíclico

La mayoría de las veces, son los cambios hormonales asociados con la menstruación los que provocan el dolor de pechos. Y es que el período femenino viene acompañado de modificaciones notorias en la producción de estrógenos, que son los responsables de la hinchazón y sensibilidad en esta zona del cuerpo –sobre todo el día antes de que baje la regla–. Pero, ¡no hay nada de que preocuparse! Este dolor desaparecerá una vez que haya terminado el período.

#2 Mucho ejercicio

Otro motivo por el que suelen doler los pechos es el exceso de ejercicio. ¿Te mataste en el gimnasio ayer? Entonces, es probable que tus pectorales te estén pasando factura. Y claro, como se encuentran debajo de los pechos, has creído que eran estos los que te dolían. Para encontrar algo de alivio, solo debes aplicarte una compresa caliente en la zona dolorida. Y si el dolor persiste, puedes tomar un relajante muscular.



#3 El sostén

Aunque te cueste creer, equivocarte en la talla de tu sostén puede tener consecuencias bastante terribles para tus pobres pechos. Así, un sostén muy chico puede causar sensibilidad en esta zona y dificultar la respiración. Por otro lado, un sostén incapaz de cumplir con su función –por ser muy grande– también favorece la aflicción de los pechos. Por tanto, ¡presta atención a la talla de sostenes que estás comprando!

#4 Exceso de cafeína

No existe un vínculo directo entre el consumo de cafeína –en infusiones como el té o el café, por ejemplo– y el dolor de pechos. No obstante, diversos estudios han develado que la moderación del consumo de estas bebidas ayuda a prevenir el malestar en esta zona –sobre todo, en mujeres con tejidos mamarios fibroquísticos–. Entonces, si la cafeína está bien presente en tu vida y últimamente has experimentado aflicción en los pechos, puede ser recomendable que comiences a recortar el consumo de té y café.

En general, y como has podido ver, el dolor y la sensibilidad en los pechos no es para alarmarse. Suele extenderse tan solo por unos pocos días y no refleja problemáticas de salud severas. Eso sí, en caso de notar o sentir algo fuera de los ordinario, es vital que no dejes de consultar a tu médico.

Fuente: www.imujer.com