Asesinada en Trinidad denunció a su victimario dos meses atrás

Beni. El cadáver fue trasladado hasta Santa Ana del Yacuma. El Ministerio Público investigará si hubo negligencia por parte de las funcionarias de la FELCV o de la fiscal asignada a estos casos.

image

Comando Departamental de Beni. El arma con la que fue asesinada Vanessa Pedraza.



Página Siete / La Paz, Bolivia

Dos meses antes de que fuera asesinada con al menos tres puñaladas, Vanessa Pedraza Rossel denunció a su victimario y expareja, Darwin Owale, por violencia física ante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV). Se desconoce si la Policía  hizo algo al respecto.

«Hace unos dos meses Pedraza presentó una denuncia por violencia contra este señor en la FELCV. La violencia física siempre va acompañada de la psicológica. Más datos no tengo, pero se hará las investigaciones para determinar si hubo negligencia por parte de las funcionarias o se cumplió con el procedimiento”, informó ayer la fiscal de Distrito de Beni, Wilma Blazz, en contacto con Página Siete.

La representante del Ministerio Público indicó que solicitó un informe detallado de esta anterior denuncia «para saber qué se hizo y qué no se hizo”. Si se identifica irresponsabilidad e incumplimiento al procedimiento por parte de las funcionarias de la FELCV o de la fiscal asignada se les aplicará sanciones disciplinarias, administrativas o incluso penales.

«Siempre somos lo más transparentes en nuestro trabajo. Yo no puedo decir si hubo o no negligencia, pero se hará seguimiento y se determinará si existió responsabilidad”, afirmó Blazz.

En la ciudad de Trinidad, a las 21:00 del pasado martes, Owale forcejeaba con Pedraza para subirla a una motocicleta. Ella se resistió y pidió ayuda a los que pasaban por el lugar. Un grupo de mujeres acudió en su ayuda y en eso la víctima ingresó a su restaurante El Encuentro.

El agresor pasó entre los comensales, la siguió hasta la cocina donde la asesinó. Al no poder salir porque los clientes le interrumpieron el paso regresó a la cocina, donde se clavó un cuchillo en el cuello y otro en el pecho. Ambos, la fallecida y el herido, quedaron tendidos en el suelo del local con los cuerpos ensangrentados durante varios minutos, hasta que llegó la Policía.

Owale permanece en el Hospital Obrero de Trinidad, pero se encuentra estable y está fuera de peligro.  Después de la autopsia de ley realizada al cuerpo de Pedraza sus familiares la llevaron a Santa Ana del Yacuma, su lugar de origen, para velarla y enterrarla.

Owale está hábil para la audiencia

El informe de un médico forense señala que Darwin Owale se encuentra hábil para abandonar el hospital y asistir a una audiencia de medidas cautelares.

«El médico forense refiere que el agresor se encuentra orientado en tiempo y espacio, es decir en condiciones de asistir a una audiencia”, dijo la fiscal Blazz.

El Ministerio Público presentó la imputación por feminicidio el miércoles, por lo que se espera que hoy se realice la audiencia.