Polémica en Nueva York y Nueva Jersey por aislar a médicos que regresen de países con ébola

EE.UU.La medida, anunciada por ambos gobernadores, es para los voluntarios que lleguen de países africanos y hayan estado en contacto con enfermos. Los cuestiona la comunidad médica y la Casa Blanca.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y el alcalde Bill de Blasio durante una coonferencia de prensa ayer. EFE

Los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey, Andrew Cuomo y Chris Christie, confirmaron que mantendrán su postura de exigir que el personal sanitario que regrese de Africa Occidental y que haya estado en contacto con personas con ébola realicen una cuarentena forzosa de 21 días para descartar que no tengan la enfermedad.



Los dos gobernadores hicieron énfasis el domingo por la noche, en intervenciones separadas, en que sus políticas permiten el confinamiento en casa de los sanitarios que han tenido contacto con pacientes de ébola aunque los trabajadores no muestren síntomas. Las personas aisladas serán controladas dos veces al día por autoridades sanitarias.

El énfasis en la cuarentena en casa choca con el criticado tratamiento a una enfermera que regresó de Sierra Leona y fue puesta en cuarentena de forma forzosa en la unidad de aislamiento de un hospital de Nueva Jersey, a pesar de que no mostraba síntomas y dio negativo en ébola.

El gobernador de Nueva York, Cuomo, dijo que esas cuarentenas en instalaciones médicas sólo se emplearían en algunos casos, como si los sanitarios son de estados distintos a Nueva York y Nueva Jersey. Cuando los trabajadores sean confinados en casa, sus familiares podrán permanecer en la vivienda y podrían recibir visitas de amigos con autorización de responsables sanitarios. Los trabajadores con síntomas irán directo al hospital.

«Nos estamos manteniendo un paso por delante», dijo Cuomo anoche. «Hacemos todo lo posible. Algunas personas dicen que somos demasiado cautos. Acepto esa crítica», agregó.

Según los protocolos detallados por Cuomo, el estado también pagará cualquier sueldo perdido si las organizaciones de voluntarios para las que trabajan no lo cubren.

El gobernador había criticado al médico Craig Spencer, colaborador de Médicos Sin Fronteras, a quien se le diagnosticó ébola el jueves pasado, por no seguir una cuarentena voluntaria de 21 días. Pero ayer mostró un tono más conciliador y calificó de «héroes» a los trabajadores de la salud, diciendo que su gobierno alentaría a más de ellos a brindarse de voluntarios para combatir el ébola.

Durante buena parte del fin de semana, los dos gobernadores fueron criticados por miembros de la comunidad médica y la Casa Blanca.

Mientras tanto, Kaci Hickox, la primera enfermera aislada de forma forzosa en Nueva Jersey según las nuevas normas del estado, dijo en una entrevista telefónica con CNN que su aislamiento en el hospital era «inhumano», añadiendo que «debemos ser muy cuidadosos con dejar que los políticos tomen decisiones sobre salud.

Cuomo y Christie dijeron el viernes que los protocolos sanitarios federales eran inadecuados y anunciaron una cuarentena obligatoria para personal sanitario y otros pasajeros que llegaran en avión tras tener contacto con enfermos de ébola en el Africa occidental, ya fuera en sus casas o en instalaciones sanitarias. Illinois siguió su ejemplo. El periodo de incubación de la enfermedad es de 21 días.

Fuente: Agencias

Fuente: clarin.com