Una ley pone en riesgo la reelección de Desirée y de Óscar

Concejo Municipal de Santa Cruz. Las autoridades que no renunciaron a sus cargos para postularse en 2010 pueden quedar fuera de la elección.

imageEl Deber, Santa Cruz, Bolivia

Desirée Bravo no se ha pronunciado sobre la circular del TSE que restringe las candidaturas



Las aspiraciones de los concejales Desirée Bravo, Carol Vizcarra y los munícipes suspendidos Enrique Landívar y Óscar Vargas para buscar un nuevo mandato en el Concejo Municipal corren el riesgo de quedar sepultadas después de conocerse la circular que emitió el Tribunal Supremo Electoral que establece que los funcionarios públicos que no renunciaron a sus cargos en enero de 2010 no podrán habilitarse para una nueva candidatura.

El abogado constitucionalista José Luis Santisteban explicó que la circular aprobada por el TSE se basa en el artículo cuarto, parágrafo II, de la Ley 381, que establece que los funcionarios públicos que continuaron hasta después del 22 de enero de 2010 como los concejales y legisladores nacionales no podrán habilitarse para la próxima elección.

“Esta disposición afecta a algunos concejales de Santa Cruz, como Óscar Vargas y Desirée Bravo”, argumentó el jurista, y aclaró que los actuales ediles no están inhabilitados para postular a otros cargos, como asambleístas departamentales, gobernador o alcalde.

En medio de la polémica por la circular que emitió el Tribunal Supremo Electoral, los vocales cruceños enviaron ayer una nota a su ente matriz en la que solicita una ampliación de los alcances que contempla la circular 063/2014, que recuerda la aplicación de la Ley 381.

Por su lado, el diputado electo por UD Tomás Monasterio dijo que un equipo jurídico está analizando los alcances de la norma para ver si afecta o no a la candidatura de Bravo.

Similar consulta está haciendo el edil suspendido Óscar Vargas, y adelantó que mañana anunciará a qué cargo postulará en los comicios de marzo. La agrupación SOL, liderada por Vargas, realizará un congreso departamental para presentar a los postulantes a alcaldes en 20 municipios cruceños.

Acuerdos y rupturas

El excandidato a diputado uninominal por el PDC Otto Ritter anunció la ruptura del acuerdo con el sector de la Falange.

Según Ritter, el objetivo de la alianza entre esas dos fuerzas políticas fue solo para las elecciones de octubre en procura de lograr una candidatura de unidad. “Ahora no me interesa ser candidato a nada”, afirmó, tras explicar la ruptura del acuerdo con el PDC.

Mientras ese acuerdo finalizó, el jefe regional de FAP, Ramiro Núñez, anunció un pacto con la agrupación NPC, que lidera el virtual candidato a gobernador Germán Antelo.

Entretanto, el llamado que hizo el exalcalde Johnny Fernández a su hermano Roberto para que vuelva a UCS no tuvo eco, pues el también exburgomaestre dijo que con su agrupación ASIP buscará la elección al sillón edil.