Ven privilegio en inversión para La Paz y Santa Cruz; 3 regiones reclaman

Tras confirmarse $us 450 millones para el teleférico paceño, en Beni, Potosí y Oruro ven favoritismo del gobierno de Evo Morales hacia La Paz y Santa Cruz. Se piden servicios, hospitales de tercer nivel y fábricas

Reclaman por discriminación de inversión en tres regiones

imageLa línea verde del teleférico paceño fue inaugurada junto al candidato a edil Guillermo Mendoza. Foto Reuters.



Tras confirmarse $us 450 millones para el teleférico paceño, en Beni, Potosí y Oruro ven favoritismo gubernamental hacia La Paz y Santa Cruz. Se piden servicios, hospitales de tercer nivel y fábricas

La Paz dispone de un teleférico de tres líneas por el que el Gobierno pagó $us 234,6 millones, además del campo ferial de Chukiago Marka, de $us 10,4 millones, inaugurado este año. Las inversiones se incrementarán en la sede de Gobierno, bastión en disputa para el oficialismo en 2015, con otros $us 450 millones para otras cinco líneas para el teleférico paceño, con la garantía del presidente Evo Morales. Hay dinero para invertir.

Esas cifras y ese anuncio han provocado la reacción de los dirigentes cívicos de Beni, Potosí y Oruro, que mencionan el relegamiento de sus regiones en cuánto a proyectos en favor de “dos niñas mimadas”: La Paz y Santa Cruz, luego de la Cumbre del G-77 + China.

Se consultó en el despacho del ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, sobre qué obras de envergadura ejecutará el Gobierno en otras regiones, pero él no pudo atender porque está de viaje. En el Ministerio de la Presidencia sugirieron revisar la oferta del Plan de Gobierno 2015-2020 del MAS para conocer los proyectos para las regiones. Trenes ligeros para Santa Cruz y Cochabamba o aeropuertos nuevos.

Los reclamos

“Creemos que hay una gran discriminación del Gobierno hacia los otros departamentos. No puede ser que solo La Paz y Santa Cruz tengan derecho al desarrollo”, protestó Jhonny Llally, presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), por esa región minera del Cerro Rico, que en 2010 paró actividades 19 días, gritó federalismo y clama por una fábrica de cemento que cuesta $us 220 millones, pero que no termina de concretarse.

“Estamos acostumbrados a ese tipo de discriminación del Gobierno, solo exigimos lo que nos corresponde, nuestra plata”, protestó David Coca, líder cívico beniano, que recordó que su departamento fue tratado como ‘entenado’ por diferentes gobiernos, que no recibió la ayuda que esperaban cuando las inundaciones y que ni siquiera tiene un hospital de tercer nivel para ‘vivir bien’, como se debe.

A Beni llegó una parte de los $us 476 millones del Plan Patujú, pero para Coca eso se resumió en “barrenderos y máquinas limpiando canales”.

Para Pedro Challapa, titular del Comité Cívico de Oruro, “de ninguna manera nos es equitativo” el trato para su región. Pero allá el Gobierno invirtó $us 36,1 millones en los aeropuertos de Uyuni y de la capital. “Mientras Oruro pelea por un hospital de tercer nivel, que en su primera fase costaría $us 13 millones, en El Alto hay tres”, dijo Challapa. No les molesta la inversión en La Paz. Los conmueve el descuido con sus regiones. “Este año se realizó el G-77 en Santa Cruz (donde se invirtió más Bs 49 millones); este año el MAS ganó allá”, sugiere el beniano.

EL DEBER