6 cosas que no nos dicen de las cremas anticelulíticas

Los comerciales las presentan como la gran solución al problema de la celulitis, pero ¿será verdad? Para que sepas bien de qué se tratan estas cremas, no dejes de conocer los secretos de los anticelulíticos.

#1 Las fotos no son verdad



 

Lamentablemente, las imágenes que ves en las campañas publicitarias de las cremas anticelulíticas no son ciertas. Ellas muestran un muslo llenos de pozos antes del tratamiento, y una piel lisa y reluciente luego del mismo. No se conoce a ninguna mujer a la que le haya sucedido tal milagro con solo utilizar una de estas cremas.

#2 No curan la celulitis

 

Las cremas para la celulitis no son curativas, solo tratan de atenuar el aspecto de la piel de naranja. No creas que con solo comprar un producto de estos te desharás del problema.

 

#3 No hay pruebas científicas

 

No existe absolutamente ninguna prueba científica que avale que las cremas anticelulíticas curen dicho mal. Una vez más, si esperas buenos resultados, te decepcionarás.

 

#4 Pura ilusión

 

Esto es algo que pensé toda la vida, y ahora las palabras de la Doctora Lisa M. Donofrio, profesora asistente de dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, sustentan mi pensamiento. Ella dice que es absurdo pensar que un agente tópico (en este caso una crema que se aplica sobre la piel) pueda conseguir penetrar múltiples capas de piel y grasa y lograr un cambio en algo que es producto de la genética y las hormonas. En todo caso, ¿cuánta concentración de producto se necesitaría?

#5 Es un tratamiento costoso

 

Para notar algún cambio en la piel, que solamente llega a estar más elástica, lisa y a parecer más saludable, se necesitan 2 meses de tratamiento continuo aplicando el producto dos veces al día. Imagina cuánta crema necesitas para eso. Además, para que estos resultados sean duraderos, necesitarás aplicarte la crema toda la vida, de lo contrario, la piel se verá como antes. Y todo, sin librarte de la celulitis.

 

#6 No te olvides de la dieta y el ejercicio

 

Y si estás dispuesta a empezar un tratamiento con cremas anticelulíticas para al menos lograr una mejor apariencia, no olvides que debes acompañarlo con dieta y ejercicio, de lo contrario, de nada servirá.

 

Fuente: www.imujer.com