Bélgica incluirá entre 350 y 380 personas en una lista de potenciales terroristas

Operativo antiterrorista en Bélgica en enero de este año

El listado de sospechosos combatientes yihadistas forma parte de una las medidas de lucha contra el fanatismo islámico, tras las recientes redadas de enero en las que se desbarataron redes islamistas.

El ministro belga de Interior, Jan Jambon, afirmó hoy que la lista de «potenciales combatientes yihadistas» que ha propuesto crear como medida de lucha contra el terrorismo integrista contará en principio con 350 a 380 nombres. Esos nombres de supuestos yihadistas que conocen los servicios de Policía e inteligencia belgas podrían pasar a engrosar una «base de datos dinámica», según dijo en una rueda de prensa a su regreso de un foro sobre extremismo en Washington.
La creación de esta base de datos, a la cual tendrán acceso los diferentes departamentos de Policía, es una de las doce medidas que el gobierno de Bélgica anunció tras la operación policial antiterrorista realizada el 15 de enero en Verviers (oeste), en la que murieron cuatro supuestos yihadistas.



La fiscalía belga que investigaba ese caso informó que los sospechosos abatidos planeaban secuestrar y matar a policías en lugares públicos. Siguiendo el modelo del Estado Islámico(ISIS, por sus siglas en inglés), tenían previsto filmar las ejecuciones y hacerlas circular online,llevando a Occidente el terror impuesto por el ISIS en Irak y Siria. En las operaciones fallecieron dos sospechosos de terrorismo que habían regresado de Siria.

La Policía judicial federal consulta, además, la base de datos del Centro de Detección de Terroristas (TSC), que cuenta con varios centenares de miles de nombres de sospechosos y que asocia ya a 16 servicios de inteligencia estadounidenses y de socios internacionales. Según el ministro del Interior belga, el objetivo de esta nueva iniciativa es poder compartir la información de forma automática a nivel local.

Europa se encuentra convulsionada por la creciente amenaza terrorista. La semana pasada, un lobo solitario seguidor del ISIS perpetró dos tiroteos en la capital de Dinamarca, Copenhague, primero contra un centro cultural donde se debatía sobre el islam y luego frente a una sinagoga. Se cobró dos víctimas antes de ser abatido. Las alarmas se encendieron cuando a principios de año hubo una serie de atentados en París, incluido el semanario satírico Charlie Hebdo, que dejó 17 muertos.

Fuente: www.infobae.com