El 53% de la gente opta por un Carnaval en familia

Solo 8 de cada 100 personas bailan o saltan en las entradas o el corso. La mayoría prefiere pasar el feriado en familia o con amigos, y hasta hay un 20% que no hace nada. Oruro se lleva la flor

Los carnavales que más gustan son: Oruro, La Paz y Santa Cruz, con poca diferencia porcentual

Los carnavales que más gustan son: Oruro, La Paz y Santa Cruz, con poca diferencia porcentual

A pesar de los excesos propios de la época de Carnaval, más de la mitad de la población (53%) en el eje central del país prefiere pasar esta fiesta en familia y a siete de cada diez bolivianos lo que menos le gusta de estas fechas es el consumo desmesurado de bebidas alcohólicas.



Así lo evidencia una encuesta aplicada por Captura Consulting a 900 personas de las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz, en la que cada una podía marcar más de una respuesta (ver infografía).

La tendencia a pasar el Carnaval con miembros de la familia se acentúa en La Paz (64%), mientras que en Santa Cruz esta cifra llega al 47%.
Curiosamente, en tierra camba el 26% de la población asegura que no participa de la fiesta grande de los cruceños porque no le gusta, convirtiéndose en la región con mayor rechazo al Carnaval. En el otro extremo está La Paz, donde un 10% dice no gustar de esta fiesta.

Otro de los datos llamativos es que a pesar del despliegue de más de un centenar de comparsas y de haberse construido el cambódromo, solo un 7% de la población en Santa Cruz confiesa gustar de ver las entradas y corsos. En La Paz, otro de los carnavales más conocidos, el porcentaje tampoco es muy alentador. Solo dos de cada 10 personas aseguran gustar de estos festejos. Esta tendencia coincide con el hecho de que apenas un 10% de la población en Santa Cruz y un 11% en La Paz baila o salta en las entradas y corsos.

El porcentaje de personas que en Santa Cruz prefiere viajar o salir de la ciudad durante esta época festiva es del 11%, casi igual que aquellos que prefieren ir de retiro espiritual (8%), siendo este último porcentaje el mayor del país, seguido por Cochabamba con un 3%.

Exceso de trago e inseguridad
Según la encuesta, siete de cada diez bolivianos (67%) dicen que lo que menos le gusta del Carnaval es el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, mientras que más del 30% de la gente relaciona a esta fiesta con el aumento de robos y accidentes en el país. El porcentaje es mayor aún en Santa Cruz, donde cinco de cada 10 personas creen que en esta época hay más hurtos y un 43%, más accidentes.

Pero el Carnaval también toca los bolsillos. Más de la cuarta parte de la población, excepto Cochabamba (12%), rechaza esta fiesta por los gastos exagerados, señala la encuesta.

A la gente tampoco le gusta ver cómo queda la urbe después del festejo.

Fuente: sociales.com.bo