El romanticismo de Alejandro Fernández conquistó Viña del Mar

[vid url= http://cd1.eju.tv/video/1406/LPCV201502251910.mp4]

El mexicano se presentó interpretando varios covers y temas tradicionales de su país.

Se llevó la Gaviota de Plata y de Oro pese a problemas técnicos que explicó en conferencia de prensa posterior al show.



El cantante mexicano Alejandro Fernández fue el encargado de abrir la tercera noche del Festival de Viña del Mar 2015. El azteca se presentó luego de suspender su show del año pasado por problemas de salud.

El show comenzó a eso de las 22:10 horas con la canción «Concavo y convexo», un cover de Roberto Carlos. Tras esto, el hijo de Vicente Fernández, otro conocido cantante mexicano, cantó temas como «Te Amaré», popularizada por Miguel Bosé. Tras esto, se puso su traje de charro y cantó varias canciones tradicionales de México.

Luego de recibir las Gaviotas de Plata y Oro, Fernández siguió interpretando sus canciones con una bandera de Chile y México en sus manos.

En conferencia de prensa posterior al show, el cantante mexicano recibió un reconocimiento por un millón de copias de su última producción Confidencias, y dedicó buena parte de la breve conversación para explicar los problemas técnicos que tuvo en las primeras cinco canciones, y que significó que incluso alegara a micrófono abierto, provocando las risas de la gente por el uso de la palabra «paquete» la que provocó la doble lectura del «monstruo».

«Tuvimos un problema técnico, esto son los cables con los que escuchan la música (monitor) y se rompió el cable, estaba todo chequeado, pero no hay nadie a quien culpar todo una cosa que se salió de nuestras manos, traté de dar lo mejor de mi, de complacer al público, todo el mundo se estaba volviendo loco, hasta la misma producción no sabía que pasaba y esto fue lo que quemó el show», explicó, para luego agregar -a propósito de los cables- «nadie pensó que esto iba a estar rompiendo las pelotas».

De la presentación, Fernández acotó que «estaba con todas las ganas del mundo para robar el aplauso y las gaviotas, gracias al público de Viña». «Yo venía con muchas ganas después de lo que pasó el año pasado, de venir y dar lo mejor, (las fallas técnicas) son cosas que pasan», agregó como no olvidando las fallas técnicas «esto es lo que pasa en vivo y y hay que salir adelante, como sea», agregó.

El hijo de Vicente Fernández contó que ahora estará «contendo de poder traer las gaviotas que las tengo guardadas en un lugar súper especial de mi casa para que la gente las vea, y esto será un gran premio para mi carrera», concluyó.

Fuente: Unitel, www.soychile.cl