Para cada problema… hay una ley

Ricardo Cardona López*ricardonaEn nuestra sociedad, para cada problema que tenemos queremos resolverlo creando, promulgando y sugiriendo leyes, tenemos tantas leyes como políticos.Pero ¿de qué nos sirven todas estas leyes que aparecen día a día si nuestros problemas no se solucionan? La mayoría dice, “más control policial”, “más presencia del estado”. Y el estado no va a estar ayudándonos siempre, no debemos depender de las “buenas intenciones del estado”. Acaba de terminar el carnaval, y la municipalidad promulgó una ley para prohibir el uso de tinta, claro, a varios nos beneficiaría, pero cuando algo se vuelve “ilegal” es donde menos se puede controlar. Hay varias soluciones para cada problema que tenemos a diario en nuestra ciudad, pero insistimos en resolverlos todos con leyes, ¿por qué no confiar en la conciencia del ciudadano? ¿Por qué no somos capaces de resolver nuestros problemas como adultos y personas maduras? ¿Necesitamos que, como a niños de 5 años nos digan qué hacer y qué no hacer?Lo que necesitamos es la libertad en nuestro diario vivir –sin perjudicar o dañar a los demás- y que no nos multen con cifras extremadamente elevadas solo porque no le agrado al funcionario o al paquito de tránsito. Si las leyes se crean para “protegernos” y evitar que nos pase algo malo, entonces ¿también me van a prohibir jugar fútbol con mis amigos porque me romperé una pierna? ¿Me prohibirán caminar por la calle porque me puedo caer por algún motivo? Y estos ejemplos son tan absurdos como la mayoría de las leyes que tenemos. Siempre la gente se queja del contrabando y la corrupción, y es porque cada día hay más leyes y más burocracia, que, en vez te protegernos y ayudarnos, nos hacen la vida más difícil, así que, algunos optan por no complicarse con la precaria administración del estado.Me gustaría, piensen bien antes de promulgar alguna ley, y veamos cómo podemos resolver nuestros problemas, sin la necesidad de que exista una ley para eso, no somos robots, somos seres humanos LIBRES.*Miembro de la Casa de la Juventud. Estudiante de Ingeniería Comercial