Sport Boys se queda sin presidente en plena crisis

Liga. Los motivos responden a la mala campaña del equipo en este año. Habrá una reunión para definir la nueva directiva.



Ref. Fotografia: En conferencia. Alberto Ruiz habló frente a los medios de comunicación sobre su renuncia.

Los malos resultados y la crisis económica por la que atraviesa Sport Boys son los principales motivos para que Luis Alberto Ruiz decida renunciar a la presidencia, aunque anunció que continuará cumpliendo dichas funciones hasta que se establezca la nueva directiva.



Un equipo reestablecido. Ruiz manifestó que cuando asumió la presidencia el club estaba quebrado -se habla de una deuda de medio millón de dólares- y que ahora la situación es otra. «Estamos dejando un club relativamente saneado, si bien no es lo óptimo en lo económico, hay que ser conscientes que hemos recibido un club quebrado y lo dejamos con deudas medianamente saldadas», dijo.

Críticas. Por otra parte, el expresidente del club warneño habló sobre los obstáculos por los que tuvo que atravesar su gestión:  «El fútbol en Bolivia está podrido, el arbitraje también está podrido. Nosotros tenemos que jugar en contra de los exdirigentes (refiriéndose a Mario Cronenbold), en contra de los árbitros y en contra de Fabol, porque Fabol se toma atribuciones que no les corresponden», añadió.

Alberto Ruiz, además, argumentó los motivos de la crisis económica y de los malos resultados del plantel. «Cuando quisimos hacer un club llevadero tuvimos que pelear con la irrealidad del fútbol, porque a los jugadores les ofrecieron un millón de dólares y cuando tocó pisar la realidad del fútbol nacional se desmotivaron», dijo, refiriéndose a los proyectos de Mario Cronenbold cuando, en su gestión, mostraba la imagen de un equipo supuestamente solvente.

Se redujo la plantilla. Por otro lado, Pedro Zurita, vicepresidente del club, dijo que cuando Ruiz asumió la presidencia el monto que el plantel debía pagar mensualmente por salarios ascendía a los 160 mil dólares, cantidad que tuvo que ser deducida a solo 60 mil. Ese es el motivo por el cual se les recortó, en un 50%, el sueldo a los jugadores.

Siguen en competencia. Cualquiera sea la situación dirigencial, el equipo debe continuar con los partidos que tiene programados en el presente campeonato.

El domingo, a las 16:00, recibirá a Wilstermann en cumplimiento a la octava fecha.

Sport Boys jugó el partido ante Oriente Petrolero, el pasado 12 de febrero, en el Ramón “Tahuichi” Aguilera por motivos de recaudación, y sacó provecho, porque según Zurita, se reunió aproximadamente 15 mil dólares, monto que fue de mucho provecho para la institución. Sin embargo, este cotejo se jugará en Warnes.

Josué Daniel Hinojosa Toro [email protected]
Fuente: eldia.com.bo