Un imperdible San José-River: los argentinos utilizarán viagra para contrarrestar la altura

Los jugadores argentinos tomarán viagra, cafeína y aspirina antes de subir a los casi 4.000 metros de altura de Oruro (Bolivia) para el duelo copero con San José.

Utilizarán viagra para contrarrestar la altura

DIEZ de EL DEBER

El cuerpo técnico de River Plate tiene listo un plan especial para que sus jugadores tengan un mejor rendimiento en la altura de la ciudad de Oruro (3.800 msm) cuando estén enfrentado a San José, en el primer partido de ambos en el grupo 6 del torneo continental.



El portal deportivo argentino Clarín da cuenta que un integrante del cuerpo técnico manifestó que utilizarán el estimulante sexual porque causa una mejor circulación de oxígeno en la sangre y también para mejorar la respiración.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo trabajaron en cámaras hiperbáricas antes de pisar suelo boliviano y también vienen tomando ácido fólico, esto para no sentirse ahogados en la altura. La delegación también tiene previsto alquilar máscaras de oxígeno, similares a las que usó Internacional de Brasil el pasado martes en La Paz.

River Plate entrenará este miércoles por la tarde en la sede del club a puertas cerradas, donde el ‘Muñeco’ definirá al onceno que debutará frente a los orureños. Se conoce que la base del equipo sería con Marcelo Barovero, Gabriel Mercado, Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio y Rodrigo Mora.

Un imperdible San José-River

El cuadro orureño juega esta noche por la Libertadores en un inédito partido. River Plate viene con el trauma de la altitud y alista viagra para disminuir los efectos.

La Razón / La Paz

imageSan José vs. River Plate, partido de ida de la segunda fase.

El boliviano San José vuelve a la Copa Libertadores de América ante un gigante del fútbol mundial, el argentino River Plate, en un inédito partido que se jugará esta noche (21.00) en el estadio Jesús Bermúdez, de Oruro, correspondiente a la primera jornada del Grupo 6.

Nunca antes San José se midió por esta competición con un club argentino; y jamás River —que visitó otras ciudades bolivianas— estuvo en Oruro, lugar que teme más que por el nivel del conjunto orureño, por la altitud.

Según informaron ayer medios periodísticos argentinos, noticia de la que se hizo eco la agencia EFE, con el propósito de aminorar los efectos de la altitud, a los jugadores de la banda roja se les hará consumir varias sustancias, entre ellas viagra.

“El viagra se toma porque estimula la circulación de oxígeno por la sangre y ayuda a respirar mejor. El objetivo es ése: mejorar la oxigenación para paliar la falta de oxígeno que hay en Oruro”, explicó el médico argentino Pedro Hansing, en una entrevista concedida ayer a la radio América de Buenos Aires.

“Hay que darles medicamentos antes de ir a la altura para que los efectos no descompensen a los jugadores”, añadió.

River Plate ha planificado este partido desde hace 20 días con la adaptación de jugadores, primero en cámaras hiperbáricas.

La delegación argentina llegó a Santa Cruz el martes por la madrugada, sin algunas de sus figuras, entre ellos el delantero colombiano Teófilo Gutiérrez.

El técnico, Marcelo Gallardo, eligió para que lleguen a Oruro a los futbolistas que mejor adaptación demuestren gracias a su estado físico, pues el propósito es llevarse los puntos del estadio Jesús Bermúdez.

River practicó ayer en la cancha del Club Blooming, pero el DT, el exfutbolista Marcelo Gallardo, se negó a informar si ya tiene definida la alineación.

San José regresa a la Libertadores de América después de quedar eliminado en la fase de grupos en 2013, cuando además, en un partido en el Bermúdez frente al brasileño Corinthians, ocurrió la muerte del joven hincha Kevin Beltrán, alcanzado por una bengala lanzada desde la barra del conjunto visitante.

Este año, San José es el equipo boliviano copero con más refuerzos, incluso extranjeros que solo actuarán en los partidos de la Libertadores, no así en la Liga debido al cupo limitado.

San José aspira a lograr la clasificación a los octavos de final como uno de los dos mejores del Grupo 6, que comparte, además de River, con el mexicano Tigres y el peruano Juan Áurich.

El primer objetivo es ganar todo en condición de local, a partir del difícil partido de hoy.

En sus prácticas del martes y ayer en el estadio Bermúdez, San José confirmó la inclusión del golero Carlos Lampe y de los zagueros Delio Ojeda, Luis Torrico y Arnaldo Vera, sin hacer otras variantes en su última línea.

En cambio, de mitad de cancha para adelante se prevé que pondrá a Leandro Ferreira, ex Sport Boys, para acompañar a Miguel Loaiza.

El DT, Teodoro Cárdenas, podrá echar mano de un cuarto volante, Abdón Reyes y dejar solo en ataque a Mauro Bustamante.

Los datos

Entradas

San José puso a disposición 25.000 entradas. Unas 15.000 fueron vendidas hasta ayer.

Versión oficial

San José cerró sus entrenamientos anoche en el estadio Jesús Bermúdez, realizando labor táctica.

Al santo le cuesta ganar en casa

San José de Oruro sufrió más derrotas como local ante equipos extranjeros por la Copa Libertadores frente a las victorias obtenidas en el estadio Jesús Bermúdez; mientras que su rival de esta noche, el argentino River Plate, consiguió más veces la victoria en este torneo jugando en canchas bolivianas.

El conjunto santo se presentó como local ante equipos del exterior 13 veces, de las cuales ganó cinco, empató dos y perdió seis. Casi siempre le costó vencer en casa, tanto que su primer triunfo en este certamen recién llegó en su quinto partido copero como dueño de casa, el 22 de marzo de 1996, cuando se impuso 1-0 al colombiano América. Las cuatro veces anteriores fueron derrotas.

Ganó por última vez el 15 de marzo de 2013, fue con un 2-0 frente al Millonarios colombiano.

Los riverplatenses nunca jugaron en Oruro, en cambio disputaron 12 partidos en otras canchas de Bolivia: ganaron cinco, empataron tres y perdieron tres.

Hay un detalle particular con los ‘millonarios’; de esa docena de cotejos, River perdió ante The Strongest por 0-1 el 27 de julio de 1982 en el Siles; pero la Conmebol le quitó esa victoria y se la entregó “en mesa” a River, con el marcador 1-0, castigando al Tigre por la mala habilitación del jugador Waldino Palacios.