7 cosas que los hombres deberían saber sobre los pezones femeninos

web_aumentar-el-b_big_ce

Hay diferentes formas y distintas maneras de cuidarlos, las mujeres deben tener presente que esta parte del cuerpo es muy delicada y hay cosas necesitan saberse.

1. Son una fuente de orgasmos



Los orgasmos por estimulación de pezones son una realidad. Investigadores de la Universidad de Rutgers utilizaron resonancias magnéticas para mapear la actividad cerebral alrededor de la estimulación de los pezones femeninos.

Si los estimulamos correctamente la posibilidad de alcanzar un orgasmo es más que factible, tanto para hombres como para mujeres.

2. No son tan sensibles como parecen

A pesar de su capacidad para darnos orgasmos, no son la parte más sensible de los senos. Estudios han demostrado que la piel alrededor de la aureola o la piel de la base de los senos es mucho más sensible para algunas personas.

3. Glándulas de Motgomery

Los bultitos alrededor de nuestra aureola se llaman glándulas aureolares o Glándulas de Montgomery. Son perfectamente normales y nada de lo que preocuparnos, a menos que cambien radicalmente de tamaño, forma o color.

Estas glándulas producen un aceite lubricante perfectamente normal (no todas las mujeres podemos verlo, para algunas no es visible). No los aprietes, ellos funcionan sin necesidad de ayuda y abrirlos de más podría causarnos una infección.

4. Sangran como resultado de carreras largas

Uno de los grandes problemas que tienen los corredores de largas distancias o maratones es que les sangran los pezones como resultado del sudor y la presión contra la ropa. Esto lo tratan de evitar con vaselina y usando gasas o bandas alrededor del pecho para que evitar la fricción con la ropa.

5. Amamantar no siempre es fácil

Aunque es una actividad evolutiva que debiera darse de manera 100% natural, para la mayoría de las mujeres no es nada fácil. Esto puede resultar en mucha frustración para las mamás. Si estás teniendo problemas para que la leche fluya o para que tu bebé la tome puedes preguntarle a las enfermeras en un hospital, muchas veces es cuestión de técnica más que de biología.

6. Filtran fluido

Los pezones pueden filtrar fluidos aunque no estés amamantando o embarazada. Esto puede pasar si los aprietas demasiado fuerte (como en una mastografía) o durante el sexo. Sin embargo, si notas algún fluido sin estimulación alguna coméntaselo a tu ginecólogo en tu próxima visita.

7. Pezones erectos

Mucha gente piensa que los pezones erectos son señal de excitación, tanto así que han sido tema de inspiración a muchos artistas durante siglos. Sin embargo, la erección de los pezones se debe a muchos factores como el clima, la humedad, el roce con la ropa, incluso la emoción por algo que no necesariamente es sexual. Todo se refleja en los pezones.

Fuente: ActitudFem, www.peru.com