Comisión del Vaticano se reunió con las autoridades nacionales

[vid url= http://cd1.eju.tv/video/1406/PB1504220740.mp4]

Una Comisión de Seguridad del Vaticano llegó la madrugada del miércoles a la ciudad boliviana de Santa Cruz, para coordinar y organizar la visita del papa Francisco a Bolivia, prevista entre el 8 y 10 de julio, informó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

«Hoy en la madrugada a las 2h00 de la mañana ha arribado a la ciudad de Santa Cruz una Comisión del Vaticano, con una tarea específica y es la Comisión de Seguridad del Papa, tenemos una reunión de trabaja hoy con la Conferencia Episcopal de Bolivia», dijo.

Explicó que en el encuentro que se realizará en la ciudad de Santa Cruz se analizarán los lugares donde presumiblemente el Papa va a permanecer y las rutas por las cuales se va a movilizar, para diseñar una estrategia de seguridad.

«Esta comisión va hacer una inspección in situ, en la ciudad de Santa Cruz, vamos a ver un par de opciones para la celebración de la misa en la ciudad de Santa Cruz», agregó.

Quintana detalló que se prevé establecer el lugar donde el Papa celebrará una eucaristía y detalló que los lugares previsibles son el Cambódromo y a los pies del Cristo Redentor.

Explicó que la Comisión del Vaticano hará una inspección de los lugares donde el Papa podrá sostener reuniones que tiene previstas con movimientos sociales, entre otros.

«Vamos a ver que eso se lleve adelante en la Fexpo Cruz, posiblemente exista la visita a la cárcel de Palamasola, también hay que ir a ver las condiciones de seguridad para que se produzca este encuentro y los recorridos que va a realizar el Papa en la ciudad de Santa Cruz», subrayó.

La Comisión de Seguridad del Vaticano también tiene previsto visitar, el viernes, la ciudad de La Paz, para organizar la llegada del Papa a la sede de Gobierno.

«El día viernes, esta delegación está llegando también a la ciudad de La Paz, para ver dónde va a estar el Papa en la ciudad de El Alto, en qué espacio vamos a organizar la concentración de la gente, cuál es el recorrido que va hacer el Papa desde su arribo a la ciudad de El Alto», precisó.

Indicó que por tratarse de la principal autoridad de la Iglesia Católica «las condiciones de seguridad son digamos no convencionales, son condiciones exigentes», porque su visita a Bolivia será seguida por millones de personas.

«Más de 2.000 millones de fieles en todo el mundo, por lo tanto es una autoridad muy importante, pero además somos un Estado que tiene que garantizar esa seguridad, no solamente la del Papa, sino también la del propio equipo del Vaticano», mencionó.

Fuente: Bolivia TV, ABI