Anuncios

¡Y sigue la fiesta!

Carlos Federico Valverde BravoCV1En diferentes medios se da cuenta de “enormes pagos de YPFB a empresas petroleras en Bolivia” (Hacer.org Bolivia). La denuncia asegura que se constató que el Gobierno que nacionalizó los hidrocarburos da lugar a que las petroleras extranjeras (las abominables de la época de la capitalización) puedan justificar ‘costos recuperables’, que no son otra cosa que los pagos que hace YPFB en favor de las empresas petroleras por la entrega de gas destinado a las exportaciones a Brasil, Argentina y el mercado interno.Dice el reporte: “Mediante la ingeniosa transformación negociada hace nueve años, buena parte de los costos e inversiones reconocidos y por devolverse se han tornado en ingresos significativos para las empresas que efectúan los gastos, se advirtió, al tiempo que su crecimiento e ineficiencia erosionan la renta nacional”. Según Hacer.org, “millonarias ganancias de las empresas petroleras en Bolivia ponen en entredicho la nacionalización de hidrocarburos de mayo de 2006. De acuerdo con una investigación de Erbol, la rendición de cuentas del sector en este tema se mantiene en la opacidad, mientras el Gobierno continúa sin explicar el destino de unos $us 5.600 millones en ‘costos recuperables’ reconocidos y por aprobar por YPFB. Por su parte, la Fundación Jubileo y el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario calculan los ingresos de las petroleras en unos $us 11.000 millones en los últimos nueve años, incluidos 5.400 millones en utilidades.Se debe explicar que los pagos son para cumplir con los contratos, son millonarios porque “cubren todos los gastos de las operadoras” (no necesariamente de exploración o explotación) Petrobras, Total, BG, Repsol, etc. El hecho es que, sin “incurrir en estos costos”, no hay producción de gas, YPFB Corporación no produce una molécula de gas; los gastos de sus subsidiarias Chaco y Andina también están bajo el esquema de costo recuperable.Siempre se dijo que YPFB hace auditorías permanentes y que se fijan “hasta en las aspirinas de los campamentos”, pero no dicen nada que explique el porqué de las plantas de gas con capacidad de 6 millones de m3, cuando las hace Petrobras cuestan 130 millones, cuando la hizo Repsol (Margarita I) 240 millones y ahora Total, por Incahuasi, más de 300 millones. Es un hecho: no hay información transparente; YPFB se debería concentrar en el esfuerzo de bajar los costos. Ahora el gas vale menos y estará así por un buen tiempo. Lo están haciendo en todo el mundo, ¡pero por aquí sigue el preste!El Deber – Santa Cruz 

Anuncios