Tráfico y Transporte despeja cinco puntos caóticos de la urbe

Las calles aledañas a la plaza 24 de Septiembre, la Blacutt y la avenida Grigotá son algunos de los puntos

Los guardias de Tráfico y Transporte en el operativo para recuperar las calles aledañas a la ex terminal

Los guardias de Tráfico y Transporte en el operativo para recuperar las calles aledañas a la ex terminal

La Dirección de Tráfico y Transporte del gobierno municipal intenta poner orden en la urbe cruceña, especialmente en cinco puntos considerados críticos. Se trata de las calles aledañas a las plazas 24 de Septiembre y Blacutt, la alameda El Trompillo, la avenida Grigotá y ex terminal de buses, así como el quinto anillo y el mercado Primavera.

Los tres primeros puntos estaban tomados no solo por vendedores ambulantes, sino también por motorizados que parquean sobre la calzada y en doble fila, provocando trancaderas y caos.

A Clara Gonzales el caos vehicular en la ex terminal la atormentaba todos los días, pues por allí debe pasar para trasladarse a su fuente laboral. Ella la describe como una zona intransitable, especialmente los sábados y tenía la esperanza de que con la nueva terminal se acabara el caos; sin embargo, la situación sigue igual.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Precisamente, guardias de la Dirección de Tráfico y Transporte vienen despejando las calles aledañas a la antigua terminal. “Señores, está prohibido parquear en esta zona, despejen las vías”, gritaba a través de un megáfono uno de los funcionarios a bordo de una camioneta que recorría las distintas manzanas. Luego una brigada de inspectores persuadía a los dueños de motorizados estacionados en el lugar para que los retiraran y, a los que se resistían, les colocaban letrero de infractor.

Alberto Moreira, director de Tráfico y Transporte, que encabeza los operativos, dijo que se trata de un plan sistemático y de largo aliento. “Recuperamos un lugar y luego dejamos personal para concienciar y educar a la gente que no debe parquear en ese punto; luego vamos a recuperar otros espacios y así iremos avanzando”, explicó el funcionario. “La ciudad estaba tomada por el desorden”, acotó Moreira a tiempo de informar que las paradas de trufis deben demostrar que tienen autorización para ubicarse en dichos lugares, caso contrario serán retirados del lugar.

Personas consultadas por EL DEBER aplauden la acción municipal, aunque se muestran escépticas en que la medida se mantenga en el tiempo. “Se van los chalecos amarillos (inspectores) y vuelve el caos”, dijo Margarita Campos, que esperaba micro en la avenida Irala y Grigotá.

Persistencia en La Ramada
Pese a que se han recuperado el camellón central y los dos carriles de ida y vuelta de la avenida Grigotá y hay presencia de inspectores, aún existen camiones que se parquean para descargar mercadería, por lo que habrá que ver si este fin de semana la vía no vuelve a ser tomada por conductores infractores.

Otro punto que también será puesto a prueba el fin de semana es la alameda de El Trompillo, frente al Cine Center, debido a que es frecuentada por decenas de familias, situación que atrae a comerciantes, parques móviles y globos locos. Moreira considera que el último espacio por recuperar es el mercado Abasto y lo hará con 180 personas

Fuente: eldeber.com.bo