Anuncios

Caravana “Caminando hacia el Sudeste”

JIMJimmy Ortiz SaucedoNoticia: Fuerzas se unen para pedir impulso de zona fronteriza (El Deber 29-08-15).- Cívicos, alcaldes y empresarios demandan al Gobierno que decida de una vez la explotación del yacimiento Mutún y la implementación de Puerto Busch.Comentario: Santa Cruz y Bolivia, necesitan promover un desarrollo económico y social más equilibrado. No es buena la concentración que tenemos en el eje central del país, ni en la capital Cruceña. Necesitamos planificar y desarrollar los departamentos y las provincias con menos desarrollo relativo.Este será un importante paso cualitativo, necesitamos un país más armónico, un país donde la gente pueda curase en su propia tierra, donde tenga infraestructura socio sanitaria, donde tenga escuelas, universidades e internet, donde tenga empleo y posibilidades de progresar. La gente tiene derecho a vivir en la tierra que lo vio nacer, la migración debe ser una opción secundaria.¿Cómo es posible que en las provincias cruceñas no tengamos un hospital de tercer nivel? ¿Cómo es posible que en San Matías una garrafa de gas cueste el doble que en Santa Cruz? ¿Cómo es posible que nuestras provincias no tengan redes de gas domiciliar, en un departamento productor? ¿Cómo es posible que en Samaipata se consuma agua «potable» contaminada y que El Puente no tenga ni eso? ¿Cómo es posible que nuestros pueblos no cuenten con alcantarilla y asfalto? ¿Cómo es posible que tengamos internet caro y de mala calidad? ¿Cómo es posible que los provincianos tengan que migrar a la capital en busca de trabajo?Estas fueron las motivaciones que llevaron a la realización de esta importante caravana. La institucionalidad cruceña; a la cabeza del CpSC, la gobernación, los alcaldes, asambleístas, concejales y parlamentarios de la zona, así como el pueblo en general, se unieron para juntos luchar por el progreso.Las provincias Cruceñas tienen una rica diversidad ecológica. Tenemos los valles y el Pantanal, tenemos las tierras de Cordillera y el Norte Integrado. Las potencialidades son inmensas: agricultura, ganadería, recursos forestales, turismo, minería, y la potencialidad de la industria y el comercio de todas ellas.No me olvidaba de nuestro petróleo, el tema es que solo nos dejan el 11% por el que luchó Melchor Pinto, el 89 % restante se lo llevan para mantener al centralismo ególatra y chupa sangre, que se cree el dueño del país con plata ajena.Yo me pregunto, ¿por qué Santa Cruz se desarrolló con solo el 11% y los otros 8 departamentos restantes; que también recibieron teóricamente el mismo 11%, no se desarrollaron?  La respuesta es clara, con ese 89% el gobierno; este y los otros, vivieron bien; incluido los felices beneficiaros del Fondo Indígena.Una de las línea estratégicas del Comité pro Santa Cruz es el desarrollo de las provincias cruceñas. La Caravana Caminado Hacia el Sudeste es una materialización de ella. Próximamente se emprenderán acciones en otras zonas del departamento, siguiendo la misma directriz.La mencionada caravana tuvo como propósito llamar la atención del departamento y del país, sobre la necesidad de emprender una acción planificada y concertada para el desarrollo provincial. El Comité pro Santa Cruz actuó como catalizador del proceso, luego las provincia; en uso de su autonomía, sus municipios, la gobernación y el gobierno nacional, tiene que hacer su parte, según la constitución le asigna. El CpSC seguirá siendo un celoso vigilante y coadyuvante, para que se cumpla el objetivo.Para dejar explicitas sus voluntades, se firmó El Pacto de Puerto Busch, el 29 de agosto de 2015, que en su parte resolutiva expresa:PRIMERO: Solicitar al Gobierno Nacional institucionalizar la Empresa Siderúrgica del Mutún y otorgar la prioridad que el país necesita en momentos de una reducción muy alta de ingresos en el sector fiscal nacional.SEGUNDO: Exigir al Gobierno Nacional el cumplimiento de lo establecido en la Constitución Política del Estado en su artículo 369, parágrafo III y 370 parágrafo VI: La dirección de la política minera y metalúrgica, así como el fomento, promoción y control de la actividad minera es responsabilidad del Estado ejercido por el nivel central.Es obligación del Estado, a través de sus entidades autárquicas, promover y desarrollar políticas de administración, prospección, exploración, explotación, industrialización, comercialización, evaluación e información técnica, geológica y científica de los recursos naturales no renovables para el desarrollo minero.TERCERO: Exigir al Gobierno Nacional la definición de un plan concreto que lleve a la construcción de Puerto Busch y el ferrocarril Motacucito – Puerto Busch.CUARTO: Demandar a los niveles pertinentes del Estado el apoyo a la inversión privada que impulse el desarrollo nacional y genere mejores condiciones de vida para el pueblo boliviano.QUINTO: Crear, a la cabeza del Comité pro Santa Cruz, una comisión interinstitucional permanente de análisis y seguimiento a los proyectos de desarrollo de la región Sudeste, objeto del presente compromiso.Este  importante acuerdo se firmó en el propio Puerto Busch, a orillas del rio Paraguay, emblemático rio por  el que llegó la corriente asunceña, que fundó la primigenia Santa Cruz chiquitana.Las cartas están sobre la mesa, el Gobierno Central; sobre el que recaen la mayoría de los pedidos, tiene la palabra. Es bueno gobernar escuchando el pueblo.Quiero resaltar la cuestión de la salida al mar que Bolivia olvidó: El centralismo de ayer y de hoy ha tenido un trato disímil respecto a las vías de salida al mar por Oriente y Occidente. La salida del Pacifico tuvo todo el apoyo, una guerra en el pasado y una demanda ante la Haya en el presente. Por el contrario nunca se tomó en cuenta nuestro reclamo en el Memorándum de 1868 y Puerto Busch duerme el sueño de los justos.La incoherencia llega a tal punto, que añoramos la salida por el Pacifico que no tenemos, y despreciamos la salida al mar por el Atlántico que tenemos.Lo natural es que Oriente exporte por sus propias vías y Occidente haga lo mismo. Ambas vías son importantes para el progreso nacional. No puede haber tratos de hijos y entenados.La falta de voluntad política para construir Puerto Busch, uno de los proyectos históricos de Santa Cruz, es lamentable. Los gobiernos del pasado nos pusieron todos los obstáculos posibles, y el de hoy también.Ya ni siquiera el problema es plata. Un grupo de empresarios Cruceños ha ofrecido la construcción de este puerto, a cambio de una concesión por 40 años. Tiene el proyecto a diseño final, el estudio de impacto ambiental y el estudio de factibilidad técnico-económico. El problema es que el gobierno los considera sapos de otra laguna, y no les permite desarrollar el proyecto.Perjudicando a Santa Cruz,  se perjudica también a Bolivia.

Anuncios