El Papa en la ONU: «Cualquier daño al ambiente es un daño a la humanidad»

[vid url=http://cd1.eju.tv/video/1406/LPCV201509251913.mp4]Francisco habla en español ante los líderes del planeta, en la Asamblea de la ONU. «El mundo reclama una voluntad efectiva, de pasos concretos y medidas inmediatas para mejorar el ambiente natural», agregó.

El papa Francisco llegó a la ONU para llevar su discurso a los líderes mundiales.
El papa Francisco llegó a la ONU para llevar su discurso a los líderes mundiales. (AP)
Francisco en Nueva York.Habla en español ante la Asamblea General. Primero saludó y agradeció al personal del organismo.

clarín.com

Tras un caluroso encuentro con los empleados de la ONU, el Papa Francisco pronunció hoy en español un severo, extenso y profundo discurso ante los líderes mundiales reunidos en la Asamblea General, en momentos en que las Naciones Unidas cumplen 70 años.

Tras saludar a los jefes de estado, funcionarios y diplomáticos, presentes esta 70 sesión de la asamblea general, el pontífice recordó que es la quinta vez que un Papa habla en este recinto.En su primera frase severa, advirtió que «el poder tecnológico, en manos de ideologías nacionalistas o falsamente universalistas, es capaz de producir tremendas atrocidades».  

Enumeró las grandes obras de la ONU, y advirtió «todas estas realizaciones son luces que contrastan la oscuridad del desorden causado por las ambiciones descontroladas y por los egoísmos colectivos».Francisco pidió mayor equidad en los organismos con efectiva capacidad ejecutiva, y puso como ejemplo al Consejo de Seguridad, los organismos financieros y los grupos creados pra afrontar las crisis económicas.«Los organismos financieros internacionales han de velar por el desarrollo sustentable de los países y la no sumisión asfixiante de éstos a sistemas crediticios«, enfatizó ante el aplauso de los presentes.La limitación del poder es una idea implícita en el concepto de derecho, advirtiió, Dar a cada uno lo suyo.»Ningún individuo o grupo humano se puede considerar omnipotente, autorizado a pasar por encima de la dignidad y de los derechos de las otras personas singulares o de sus agrupaciones sociales», sentenció.»El panorama mundial hoy nos presenta, sin embargo, muchos falsos derechos, y –a la vez– grandes sectores indefensos, víctimas más bien de un mal ejercicio del poder», dijo y siguió: «Hay que afirmar con fuerza sus derechos, consolidando la protección del ambiente y acabando con la exclusión».Francisco comenzó a hablar sobre lo que fue el eje central del discurso el medioambiente.«Hay que afirmar que existe un verdadero derecho del ambiente por un doble motivo. Primero, porque los seres humanos somos parte del ambiente. Vivimos en comunión con él, porque el mismo ambiente comporta límites éticos que la acción humana debe reconocer y respetar. Cualquier daño al ambiente, por tanto, es un daño a la humanidad», enfatizó.El abuso del ambiente va acompañado de un proceso de exclusión, condenó el Papa.El papa fue conducido al recinto en un pequeño vehículo que recorría los pasillo de la ONU, mientras un coro de niños cantaba. En esos mismos pasillos de agolpaban una marea de personas que filmaban, sabacan fotos, y hasta los policías hacían su saludo. La gente gritaba emocianada como si se tratara de una estrella de rock. ¡Papa, te amo!, le gritaban.Calificado como el «defensor de la dignidad de la humanidad», el obispo de Roma fue convocado a tomar la palabra por el presidente de la Asamblea, el danés Mogens Lykketoft, y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.«Gracias por hacer historia», le dijo Ban Ki Moon. El discurso de hoy, al que asisten también caras famosas como Bill Gates y Shakira, es considerado uno de los eventos políticos y diplomáticos más importantes del año, en momentos en que el mundo atraviesa innumerables conflictos y a 70 años de la fundación de la ONU. Francisco, con palabras en inglés, comenzó su visita esta mañana en la ONU con un mensaje a los empleados del organismo, que lo recibieron entre risas y aplausos y mucha emoción.

Tras reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el papa comenzó agradeciendo a todos los que trabajan en la ONU, desde quienes limpian hasta los diplomáticos. «Hay que trabajar por la paz», exhortó.El Papa alabó y agradeció su tarea «silenciosa». Pero les preguntó a cada uno cuál es su capacidad de cuidarse unos a otros. «Sean unidos unos con otros, respétense unos a otros, como una familia que vive en armonía, que vive en paz, y que camina por la justicia y por el espíritu de la justicia», les dijo.«Que Dios los bendiga. Recen por mí», les pidió.Tras su discurso, el Papa se dirigirá al Ground Zero, donde ocurrió el atentado contra las Torres Gemelas. Se espera que allí oficie una misa el Museo del 11-S.