Se reportaron dos explosiones: Funcionamiento del «Ausmelt» genera controversias entre Vinto y vecinos

Vecinos de Vinto visitaron la metalúrgica estatal para conocer funcionamiento del Ausmelt

El funcionamiento del horno Ausmelt de la Empresa Metalúrgica de Vinto (EMV) genera controversias entre la gerencia de dicha empresa y vecinos del sector, quienes temen que ocurra otra explosión en esta estructura como el pasado 20 de septiembre y un segundo incidente que se registró a mediados de octubre.Ayer representantes de juntas vecinales de Vinto visitaron la planta de la EMV para conocer cuál es el funcionamiento de horno Ausmelt, y saber el criterio técnico que garantice que no existirán otros incidentes que puedan ocasionar daños a la población que vive por el sector.El vicepresidente del Comité Cívico de Vinto, Richard Diego manifestó que en dos ocasiones se escuchó un estruendoso ruido que provenía de la metalúrgica de Vinto, lo cual puso en emergencia a los vecinos quienes temen que este hecho se vuelva a repetir, además señaló que se pretende conocer cuál es el grado de contaminación que provoca el nuevo horno Ausmelt.El presidente de la cooperativa de agua de Vinto, Julio López sostuvo que otra preocupación que se tiene es el consumo de agua, pues algunos técnicos informaron que el horno consumirá gran cantidad de agua.Indicó que también se pide la reposición de las cañerías de la población que fueron dañadas cuando se instalaba el horno.Al respecto el gerente de la EMV, Ramiro Villavicencio quien participó en la visita, aseguró que la tecnología que se usa en el horno Ausmetl es totalmente garantizada, por lo cual el porcentaje de riesgo es minúsculo.Mencionó que el grado de contaminación que genera el Ausmelt, también es mínimo en relación a los otros hornos, porque permite filtrar el arsénico y otros elementos que son dañinos para el ambiente.Respecto al agua aseveró que el consumo de agua de la empresa no se incrementó, sino por el contrario se incorpora un caldero de un sistema de refrigeración de condensadores, para reducir el consumo del líquido elemento. Actualmente el consumo de la EMV es de 7 litros por segundo al día.Por su parte la directora del unidad educativa Bolivia, Irene Quispe sostuvo que la contaminación en el sector de Vinto es evidente y esto se demuestra en la salud de los estudiantes, quienes diariamente presentan dolor de cabeza, vómitos, irritación en los ojos y otras anomalías, por ello pidió a la empresa de Vinto reducir los niveles que contaminan.El gerente de la EMV mencionó que se trabaja para disminuir los niveles de contaminación, ya que se quiere alcanzar la certificación ISO 14000 que hace referencia al medio ambiente, para lo cual se cumple con ciertos requisitos que se exige para obtener esta certificación. Pidió la comprensión de los vecinos y apoyar la incorporación de esta tecnología de última generación que permite reducir los tiempos en el proceso de fundición de concentrados y reducir costos.Actualmente el horno trabaja con una eficiencia operativa de un 80%, se busca alcanzar en los próximos días un 90%. Al día se trata 150 toneladas de concentrado, se obtiene una producción de 55 a 60 toneladas de metal crudo.La capacidad de producción que tiene el horno Ausmelt es de 1.500 toneladas mensuales.Tras la explicación que brindó el gerente, se acordó de forma conjunta con los vecinos programar una reunión para mediados de noviembre, para tratar con mayor profundidad el tema ambiental y con la presencia de autoridades nacionales, departamentales y municipales.

Fuente: La Patria