Un pigmento presente en plantas puede matar las células cancerosas en 48 horas

Foto: www.aphotofungi.com

Foto: www.aphotofungi.com

Un pigmento naranja que se encuentra en líquenes y ruibarbo, llamada parietina, puede convertirse en una nueva fuente para diseñar fármacos contra el cáncer, informa el diario español ABC



La parietina podría frenar el crecimiento de células de leucemia humana y obtenidas directamente de los pacientes, sin toxicidad evidente para las células de la sangre humana, e incluso eliminarles, explican en un trabajo que se publica en «Nature Cell Biology» los investigadores del Instituto de Cáncer Winship de la Universidad de Emory (EEUU).

El pigmento, señala el artículo, podría además inhibir el crecimiento de líneas celulares cancerosas humanas derivadas de tumores de pulmón y de cabeza y cuello injertadas en ratones.

Más información en ABC

Fuente: lapatilla.com