10 claves para que tus hijos sean seguros de sí mismos

Como siempre decimos, la infancia es fundamental en la formación de la personalidad de los chicos y su autoestima no escapa a la regla. En este sentido, es muy importante generar confianza en ellos mismos y demostrarles que pueden hacer todo lo que se propongan.

Para ayudarte en este camino consultamos con Noelia Schultz, Comunicadora y creadora del blog Criando Pensamientos, un espacio que se dedica a compartir y difundir temas relacionados a la crianza respetuosa. Descubrí de mano de una especialista cómo hacer para que tus hijos tengan la autoestima alta.

#10 Habla sobre las emociones

Es importante que podamos hablar abiertamente de las emociones (tanto de los padres como de los hijos), poner en palabras lo que sentimos y descartar la idea de que existen emociones negativas. Es bueno poder hablar del miedo, de la ira, de la tristeza. No sientas vergüenza y hablá vos también.

#9 Evita premios y castigos

Los castigos son contraproducentes y generan miedo, culpa, incertidumbre, inestabilidad y bronca. Los premios socaban la autoestima y la confianza en los chicos. Sería ideal poder acompañar a nuestros hijos prescindiendo de premios y castigos y encontrando verdaderas motivaciones. Esto no quiere decir no educar, no transmitir valores o que no existan los límites naturales.

#8 ¡No lo juzgues!

Es importante que puedas evitar juzgar a su persona. No es lo mismo decir “este ejercicio tiene errores, intentémoslo de nuevo” que “sos un burro” (o frases aun más hirientes). El niño nunca debería sentirse juzgado por sus seres queridos.

Las etiquetas son un juicio de valor hacia la persona que se extiende en el tiempo. Nos referimos, por ejemplo a “la lenta”, “el inteligente”, “el inquieto”. Inluso cuando creamos que son cualidades positivas, encasillar a un niño impide que pueda desarrollar numerosos talentos y aptitudes. ¡Evitalo!

#6 No los compares

Comparar a nuestros hijos con otros niños afecta sin dudas su autoestima. Evitá compararlo con sus hermanos, amigos, primos o quien sea.

#5 Cuida el tono de voz

Muchas veces no son nuestras palabras las que hieren sino el tono de nuestra voz. Podemos juzgar y burlarnos simplemente a través del tono, por lo que hay que tener mucho cuidado.

#4 Practica la empatía

Ponernos en el lugar de nuestros hijos es una de las herramientas más importantes. Sería “escuchar con el corazón y no con el cerebro”. Bajar a su altura, mirar a los ojos y practicar una escucha activa, entendiendo su propio mundo. Realmente sorprende darnos cuenta de que la mayoría de las veces nos enojamos simplemente porque no entendemos sus propósitos. Muchos conflictos familiares son simplemente cortocircuitos en la comunicación. Así que ponete en su lugar.

#3 Habla siempre con la verdad

Los niños merecen saber la verdad, claro que adaptada a su lenguaje y comprensión. Es importante que estén al tanto de aquello que ocurre alrededor, en su casa y en el mundo exterior, lo que los afecta o que preocupa a sus padres. Ser honestos y hacerlos partícipes los va a ayudar.

#2 Hagan acuerdos familiares

Lo ideal es incluir a todos los miembros de la familia en los temas importantes, poniendo reglas en forma democrática, conversando de lo que nos preocupa y acordando normas de convivencia. Por supuesto, siempre adaptado a la edad correspondiente.

#1 Asegurate de que sepan que los amás

Es muy importante ser cariñoso, y no solo a través de las palabras. Escuchar, abrazar, conversar y acompañar hará que sepan que son amados incondicionalmente.

Crear el clima de confianza necesario para que ellos sepan que son importantes, escuchados y amados es clave para aumentar la autoestima de los chicos. Escuchar, acompañar, mirar, tener paciencia, ser flexibles y poner reglas democráticas pueden ser algunos de los pasos por los cuales empezar.

¿Qué te parecieron los tips de Noelia Schulz? Podés ver más en su blog Criando Pensamientos, ¡Contanos! Queremos saber si estás de acuerdo con nosotras.

Fuente: www.imujer.com

Categorías Sociales