Potosí. Explosión de horno pone en riesgo planta de Karachipampa

El accidente se produjo en la madrugada de ayer. Los trabajadores temen por la estabilidad de sus fuentes laborales y piden una garantía a la empresa. El Ministro de Minería inspeccionó el lugar.

Una imagen de la planta de Karachipampa.

Página Siete / El Potosí / Potosí

Una explosión registrada en el horno Kipset a las 2:00 de la madrugada de ayer afectó la infraestructura y puso en riesgo la continuidad de los trabajos de la fundición de plomo y plata en la Empresa Metalúrgica Karachipampa.

“Una fuga de agua al interior del horno provocó la expansión de gases de vapor de agua (…) y provocó un desprendimiento de las paredes laterales del horno Kipset. También tenemos en el techo del horno eléctrico algún movimiento que se puede solucionar”, informó el gerente del complejo metalúrgico, Hugo Arando.

El hecho habría ocurrido a las dos de la mañana de ayer y, según la versión del gerente, se trata de un incidente catalogado como leve, en el cual no se tuvo ni un solo herido entre los trabajadores.

El ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro, llegó ayer a la planta y tras una primera inspección dijo que “dependiendo de la dimensión del accidente se pone en entredicho el hecho de que la planta siga funcionando”. Sin embargo, aclaró que los trabajos de “refinación y lingoteo” de los dos minerales continuará.

El Ministro señaló que la refinería y la planta de generación de ácido sulfúrico dependen del funcionamiento de Karachipampa. Por esta razón, espera que el daño no sea mayor y se puedan consolidar las obras de restauración.

El daño causado por la explosión afectará la compra de carga por 25 millones de dólares a las cooperativas mineras y a los ingenios.

Cívicos pedirán informe

Los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) pedirán que el gerente de la Empresa Metalúrgica Karachipampa les entregue un informe escrito sobre el siniestro.

El dirigente cívico Marco Antonio Pumari dijo que los funcionarios únicamente “mostraron” lo que querían que vieran. Sin embargo, verificó que en el horno había aberturas causadas por las explosiones.

Lamentó que se tenga que seguir gastando dinero para hacer funcionar la planta con fines políticos, ya que algunos técnicos habían opinado que con lo que se estaba invirtiendo se podía haber comprado una nueva planta para la fundición de los minerales.

Los cívicos y sus técnicos evaluarán los alcances del problema para definir una posición respecto al funcionamiento de la empresa.

Sin embargo, manifestaron su  preocupación por los daños alcanzados tras la explosión del caldero.

Esperan que el Gobierno y las inatancias pertinentes den una solución al conflicto, a la brevedad posible, para continuar con la produccción de la planta de Karachipampa.

Obreros demandan que se garanticen sus fuentes laborales

Los trabajadores demandan que se garantice la estabilidad laboral ya que más de 300 familias potosinas dependen de esos ingresos económicos.

Tras la inspección a la planta, los obreros se reunieron con el ministro César Navarro a quien le hicieron conocer su preocupación por el accidente y pidieron que se les garantice sus puestos de trabajo.

El gerente Hugo Arando indicó que el personal que está en la refinación y lingoteo seguirá con sus labores habituales; y los que estaban en la fundición serán requeridos para que puedan encarar los trabajos de restauración, ya que se tiene mucho por hacer para volver a poner la planta en condiciones normales de funcionamiento.

Categorías Economía